Domingo, 26 Marzo, 2017

IU exige a las distintas administraciones que se “pongan las pilas” por Santa Adela

Para la formación de izquierdas es una tomadura de pelo que a estas alturas no se tenga la certeza de que se acometerán las obras necesarias

Santa Adela


image_print

Izquierda Unida ha manifestado su preocupación por que a un mes de la presentación del proyecto de rehabilitación de las viviendas de Santa Adela se planteen dudas sobre su idoneidad y exige a las distintas administraciones, ayuntamiento, Junta de Andalucía y Gobierno Central, que le den máxima prioridad y se pongan de acuerdo en finalizar con carácter de urgencia la rehabilitación del barrio.

Según declaraciones de Joaquín Vega, coordinador local de IU, los vecinos no pueden seguir pagando la ineptitud y las confrontaciones entre las distintas administraciones.

El Proyecto de rehabilitación que debe presentarse antes del uno de octubre ante el Gobierno Central es imprescindible para comenzar las obras de la primera subfase de las tres en que se ha dividido la tercera fase y consiste en el derribo y nueva construcción de tres bloques del barrio.

Izquierda Unida teme, junto a los vecinos del barrio, que si las distintas administraciones no se ponen de acuerdo y dan a estas obras máxima prioridad la rehabilitación de las viviendas se quede en un simple lavado de cara, algo totalmente insuficiente e injusto a juicio de Joaquín Vega.

El estado actual de las viviendas es lamentable y muchas de ellas no reúnen las mínimas condiciones de habitabilidad. Paredes con muchísima humedad, techos que se caen, suelos peligrosos, edificios sin ascensor cuando la edad de sus moradores en elevada y un largo etcétera que hace que el inicio de las obras sea de carácter urgente.

Joaquín Vega recuerda que las únicas obras que se están realizando en estos momentos, las de emergencia en las viviendas más necesitadas para que pudieran pasar la Inspección Técnica de Edificios, son fruto de la actuación de Izquierda Unida al frente de la Delegación de Fomento de la Junta de Andalucía.

Para Izquierda Unida la situación de esta barriada, que lleva esperando su rehabilitación más de una década, es un claro ejemplo de la languidez y dejación con que las instituciones se toman los asuntos que afectan a la población granadina y que hacen que estemos a la cabeza de los indicadores más negativos de España y Europa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *