Miércoles, 22 Marzo, 2017

IU denuncia el deterioro de la Huerta de San vicente por problemas de mantenimiento y climatización

Puentedura denuncia que los trabajadores llevan sin calefacción desde diciembre soportando temperaturas extremas y humedad que afectan a su salud laboral y a los visitantes

Huerta de San Vicente


image_print

El Grupo Municipal de Izquierda Unida en el Ayuntamiento de Granada ha denunciado los problemas de mantenimiento y ausencia de climatización que tiene la Casa Museo de la Huerta de San Vicente. De este modo el portavoz municipal de la organización de izquierdas, Francisco Puentedura Anllo, señala que los siete trabajadores de esta institución lorquiana, que depende del Ayuntamiento de Granada y que gestiona a través de la empresa municipal GEGSA (Granada Eventos Globales SA), llevan desarrollando su trabajo desde el pasado mes de diciembre sin las condiciones de salud laboral adecuadas, sin calefacción en estos meses donde las bajas temperaturas y la humedad es una constante. Esta situación no sólo afecta a la salud laboral de los trabajadores de la Huerta sino también a los centenares de visitantes, muchos de ellos menores por ser visitas concertadas con colegios de la ciudad y la provincia, suponiendo un daño no sólo a su salud sino también a la confianza que esta Casa Museo tiene que dar a quienes la visitan.

Además IU asegura que estas bajas temperaturas y el alto grado de humedad que tiene esta Casa Museo también está afectando al Patrimonio que tiene esta institución, que recoge numerosos documentos, muebles, objetos, y obras de arte relativas a la figura de Lorca. Patrimonio que requiere de unas condiciones de conservación y climatización adecuadas para evitar su deterioro.

Los problemas de climatización de esta Casa Museo lorquiana vienen de largo, indica Puentedura, quien recuerda que desde hace cuatro años su Grupo Municipal denuncia la falta de climatización de esta instalación, sin que desde el gobierno municipal, ni desde GEGSA hayan hecho nada por solucionarlo. Esta situación “obliga a trabajadores y a visitantes durante los meses de invierno y verano a soportar unas temperaturas extremas y unas condiciones climáticas que afectan tanto a la salud laboral como al confort de quienes quieren conocer esta institución cultural de la ciudad”.

Además de los problemas de climatización se le añade la falta de mantenimiento de la carpintería exterior del edificio, en una visita realizada por el Grupo Municipal de Izquierda Unida, asegura el concejal “pudimos comprobar como la casa no tiene buen aislamiento, la carpintería de ventanas y puertas exteriores está muy deteriorada y en el que fue el cuarto de Federico García Lorca las grietas son visibles y de varios centímetros a la altura del zócalo. Esta falta de aislamiento aumenta los niveles de frío, las humedades por las lluvias, dentro de la casa están deteriorando gravemente esta edificación que está declarada bien de interés cultural (BIC)”.

De hecho, desde el grupo municipal de Izquierda Unida, recuerdan que “estos problemas afectaron gravemente a los cimientos y cubierta de la casa lo que tuvo que implicar una actuación urgente del área de urbanismo en el año 2013”. Según las actas de la Junta Local de Gobierno las actuaciones que se hicieron en abril y junio de 2013 fueron distintas actuaciones de urgencia que supuso un coste cercano a los 25.000 euros. “Sin embargo no se resolvieron los problemas estructurales de humedad, carpintería exterior, falta de aislamiento y climatización de la casa, con lo cual esta instalación ha seguido deteriorándose” afirma Puentedura. Quien lamenta estos problemas “a pesar de que tanto el Alcalde de Granada como el concejal de Cultura se hicieron muchas fotos asegurando que estas obras solucionaban los problemas de la Casa Museo”.

Nada más lejos de la realidad, según la denuncia de IU, pues durante los dos últimos años, especialmente en periodo de lluvias, “las filtraciones de agua han vuelto a colarse por la edificación, dañando no sólo cimientos y cubiertas sino toda la instalación eléctrica, fontanería, y habitaciones que dan al exterior de la casa”.

El portavoz municipal de IU critica que “tanto GEGSA como el gobierno municipal conocen todos estos problemas, pero no actúan, desde el área de urbanismo se llegó a hacer un contrato de unos 20.000 euros hace más de un año y medio para aislamiento y mejora de la carpintería, sin embargo este contrato no llegó a adjudicarse y los problemas estructurales continúan en la Huerta de San Vicente”.

Según IU, esta situación no sólo afecta a los siete trabajadores de la Huerta sino también a los cerca de 16.000 visitantes que esta institución cultural recibe al año. Lo cual genera unos ingresos anuales superiores a los 30.000 euros. “Con lo cual no está justificado que ni desde GEGSA ni desde el Ayuntamiento no se haga nada desde hace varios años para evitar estos problemas de mantenimiento de la Casa, evitar su deterioro y el daño patrimonial que recibe”.

Puentedura ha asegurado que “nos pondremos en contacto con los representantes de los trabajadores para que denuncien los incumplimientos en salud laboral que sufren tanto los trabajadores como los usuarios de la Huerta de San Vicente. Y exigimos a GEGSA y al gobierno municipal que actúen urgentemente para solucionar estos problemas. Petición que también trasladaremos al Consejo de Administración de la Empresa Municipal responsable de la gestión y mantenimiento”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *