Martes, 17 Octubre, 2017

            

IU asegura que la nueva ordenanza de ocupación de vía pública está pensada para hacer caja

Puentedura, pide más regulación de usos para evitar aglomeraciones de terrazas y problemas de saturación de ruidos y daño al patrimonio en el casco histórico.

Gabinete


image_print

El portavoz del Grupo Municipal de Izquierda Unida en el Ayuntamiento de Granada, Francisco Puentedura Anllo, ha denunciado que la nueva Ordenanza Municipal de Ocupación de Vía Pública “está más pensada para hacer caja, recaudar y privatizar el espacio público que para garantizar un uso adecuado”.

De este modo el edil de la formación de izquierdas critica, que esta ordenanza que el gobierno municipal pretende aprobar, y que actualmente está en periodo de resolver alegaciones, “es muy prolija en definir nuevos elementos auxiliares, como estufas en terrazas, o ceniceros, y nuevas estructuras y cierres, sin embargo nada hace para adaptar esta normativa a las necesidades del casco histórico, y por tanto a lo establecido en los planes especiales del Albaicín y del Distrito Centro de la Ciudad, ni tampoco a la normativa que regula el nivel de ruidos en la ciudad”.

Es por ello que Puentedura asegura “que esta Nueva Ordenanza ni es positiva para los propietarios de bares y terrazas, pues se hace para cobrarles por cualquier cosa, ni tampoco lo es para los vecinos y vecinas de Granada, especialmente en el casco histórico, pues la ordenanza no atiende a que esta zona está sujeta a planes urbanísticos especiales y a zonas de saturación de ruidos”.

El portavoz municipal de IU exige al gobierno municipal “Que la ordenanza establezca una regulación de usos, para evitar la aglomeración de terrazas en el Centro y los barrios patrimoniales de Granada”. Y por tanto “la normativa municipal debe adaptarse a la especial protección cultural que tiene esta zona y no convertirse en un obstáculo para el patrimonio cultural, como ocurre en muchas calles que están situadas en el entorno de Monumentos, Bienes de Interés Cultural y edificios catalogados por su interés histórico y artístico”.

Asimismo Puentedura advierte “que esta aglomeración del número de terrazas, además de afectar negativamente al turismo y la imagen de la ciudad también genera problemas de ruidos, especialmente en las calles más estrechas de Granada donde la intensidad es mayor, y por tanto es necesario llegar a un acuerdo para el control de horarios y evitar abusos”.

También IU critica que esta nueva Ordenanza “se quiera presentar sin el consenso de los vecinos ni del sector hostelero en la ciudad, que son los principales afectados y que además son quienes mejores propuestas pueden trasladar al Ayuntamiento para garantizar una ocupación de Vía Pública que respete los espacios públicos de Granada y que a su vez sirva para que las terrazas enriquezcan el ocio y la vida de la ciudad respetando los derechos de los vecinos y vecinas” asegura Puentedura.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *