Viernes, 26 Mayo, 2017

IU asegura que Granada tendrá que devolver casi tres millones de euros por la liquidación de tributos del Estado de 2013

Puentedura critica que las malas cuentas de Montoro impliquen a partir de 2015 más recortes en servicios básicos e inversiones que generen empleo en la ciudad

Puentedura, en una comparecencia en el Ayuntamiento | Foto: Archivo


image_print

El Grupo Municipal de Izquierda Unida en el Ayuntamiento de Granada ha denunciado que la ciudad de Granada tendrá que devolver a partir de 2010 casi tres millones de euros como consecuencia de la liquidación negativa de la Participación de los Tributos del Estado del año 2013. Según explica el portavoz municipal de la organización de izquierdas, Francisco Puentedura Anllo, el ministerio de Hacienda entregó a cuenta en 2013 una cantidad en el PIE (Participación de los impuestos del Estado) superior a lo realmente recaudado, con lo cual el Ayuntamiento tendrá que devolver a partir del año 2015 cerca de tres millones de euros por la liquidación negativa de estos saldos. El problema surge, según denuncia Puentedura, en que esta cantidad de más se presupuestó como ingreso real y sobre esos ingresos se previeron gastos que se ejecutaron “con lo cual la devolución a partir del próximo presupuesto implicará recortes para ir cubriendo esta liquidación negativa”. Para el concejal de Izquierda Unida “las malas cuentas del ministro de Hacienda, Montoro, para la financiación del Ayuntamiento van a suponer un recorte en los ingresos que el Ayuntamiento de Granada tendrá que recibir del estado lo que implicará menos dinero para servicios públicos básicos, o para inversiones que generen empleo en la ciudad”.

Además según explica Puentedura “no es la primera vez que esto sucede, pues las liquidaciones de los años 2008 y 2009, cuando la recaudación de tributos del estado cayó bruscamente en los primeros años de la crisis, también resultaron negativas para el Ayuntamiento de Granada, donde la diferencia alcanzó los 23 millones de euros, liquidaciones negativas que se han tenido que pagar, desde el 2012 en diez años, suponiendo un recorte anual del presupuesto de más de dos millones de euros al presupuesto municipal hasta el año 2022”. Para Puentedura “esta forma de hacer entregas a cuenta sin contar con rigor la recaudación real está perjudicando muy seriamente a las cuentas municipales lo que implica cada vez más recortes en servicios públicos esenciales y que sea la ciudadanía quien pague los platos rotos de esta mala gestión económica”.

Asimismo el portavoz municipal de IU critica que el Ayuntamiento de Granada no se pueda acoger a la ampliación del plazo para abonar las liquidaciones negativas del año 2008 y 2009. De este modo Puentedura denuncia que la ciudad no puede acogerse al decreto de 12 de septiembre por el que la devolución que los ayuntamientos tienen que hacer de estas cantidades pasa de un plazo de 10 a 20 años. Uno de los requisitos es que las cuentas municipales se tienen que haber cerrado con estabilidad presupuestaria “algo que no ocurrió en el Ayuntamiento de Granada que cerró el año 2013 con un déficit de 15 millones de euros, con lo cual no puede acogerse a esta ampliación del plazo”. Esta ampliación podría haber supuesto que el Ayuntamiento pasase de pagar 2.300.000 euros al año, por este concepto, a sólo 950.000, “con lo los presupuestos municipales no contarán con una diferencia de 1.350.000 euros para cada ejercicio en los próximos años, que hubiesen servido para evitar recortes, para implementar políticas sociales o para pagar a proveedores”, situación, que a juicio de Izquierda Unida, “demuestra la falta de rigor y la nefasta gestión económica del concejal de Hacienda, consentida por el Alcalde, que cierra las cuentas cada vez con más deuda, con más agujeros económicos sin fondo y dejando al Ayuntamiento de Granada sin la posibilidad de poder financiarse”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *