Viernes, 28 Julio, 2017

            

IU alerta del recorte para 2015 de cerca de un 10% en los programas de los servicios sociales sectoriales

Maite Molina considera un “atraco social” la reducción de 10.000 euros en los programas específicos en los servicios sociales

la concejal de IU Maite Molina / Foto: archivo


image_print

La concejala de IU en el Ayuntamiento de Granada, Maite Molina, ha criticado el recorte en los próximos presupuestos municipales de un 9,28% en la partida destinada a subvenciones para programas de servicios sociales sectoriales. “Diez mil euros menos, y esto teniendo en cuenta que a noviembre de 2014 el PP solo ha ejecutado del presupuesto de 2014 en esta materia 107.720 euros, un escaso 22,35%”, afirma la edil, quien dice haber comprobado que tampoco se ha ejecutado el presupuesto de este año en lo que se refiere a las ayudas a personas sin hogar: “Con solo el 74% ejecutado, falta todavía un 77% en las subvenciones a servicios sociales comunitarios, lo que es una muestra clara de la desatención y la falta de compromiso con los servicios sociales esenciales para miles de familias granadinas”, sostiene Molina.

Para la concejala, este tijeretazo supone que no se priorice a los colectivos más desfavorecidos de la ciudad a través de los servicios sociales especializados, como son los inmigrantes, las mujeres, las personas sin hogar, las personas dependientes, los drogodependientes, etc.

Maite Molina ha mantenido que la política del PP en servicios sociales “es la de su desmantelamiento”. Un argumento que apoya con datos en los que se refleja un recorte desde los presupuestos de 2013 a los del 2015 de un 7,7% en gastos para programación comunitaria de los centros municipales de servicios sociales; un 2,2% en los talleres socioterapeúticos sectoriales; un 25% en el servicio municipal de traducción e interpretación en los servicios sociales, y un 6,2% en la intervención social sectorial, “toda una apuesta por la destrucción de los servicios sociales municipales en la ciudad de Granada por el PP”.

Según la edil de IU, el Ayuntamiento de Granada está quedando privado de intervención en materia de Servicios Sociales, “porque la realidad es que el PP pretende convertirlos en una mera oficina de derivación de casos, practicando el asistencialismo y la caridad más escandalosa y nada de prevención de la exclusión ni de intervención comunitaria, con el grave riesgo de desaparición de prestaciones esenciales como las ayudas económicas de emergencia, el trabajo con menores contra el absentismo escolar, la intervención en zonas con necesidades de transformación social, como Zona Norte o Zaidín, o la atención a uno de los sectores más vulnerables, como son los inmigrantes”.

Por último, Molina ha indicado que la política de bienestar social debe pasar por incrementar los recursos económicos y por tener coordinados los ocho centros de servicios sociales adaptados a las necesidades de cada barrio, por tener reestructuradas las áreas y las competencias, “y que no haya unas desbordadas y otras vacías”, así como por finalizar el plan de mejora municipal de los servicios sociales, tarea que, recuerda Molina, ya finalizaron los grupos de trabajo. Además, IU solicita que el borrador del reglamento de servicios sociales retire la intención de imponer el copago en los servicios sociales, y que el PP cubra las necesidades de contratación administrativa, animadores socio-culturales y otros profesionales para esta área.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *