Domingo, 17 Diciembre, 2017

            

IU acusa al alcalde de Almuñécar de retrasar la ejecución de la sentencia que declaró ilegales 32 viviendas



image_print

El concejal de IU en el Ayuntamiento de Almuñécar (Granada), Fermín Tejero, acusó al alcalde de la localidad, Juan Carlos Benavides (CA) de retrasar con “distintas estratagemas” la ejecución de una sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) que declaró ilegales 32 viviendas de Marina del Este y que obligaba a la demolición de todos los elementos que estaban fuera de la legalidad.

   Tejero indicó hoy a través de un comunicado que estas viviendas, ubicadas en la Urbanización El Faro, fueron autorizadas en 1997 por el propio Benavides, situación que ha “indignado” a sus propietarios, que le consideran responsable de la situación de ilegalidad en que se encuentran sus casas.

   Según indicó el edil, hace ya dos años y medio, concretamente el 12 de marzo de 2007, que el TSJA dictó una sentencia obligando al Ayuntamiento a demoler el exceso de edificación construido en la urbanización y hasta el momento “no se ha cumplido”.

   “De nada han servido los escritos de los vecinos ni las órdenes terminantes de la Justicia para que se proceda de forma inmediata a la demolición parcial de la obra”, lamentó el edil de IU, quien aseguró que “la última estrategia” emprendida por el regidor, después de una larga serie de informes, ha sido la de “sacar las obras de demolición parcial a concurso público” en vez de hacerlo en concurso negociado sin publicidad.

   Así, invitó al concurso a un total de cinco empresas y ninguna de ellas ha querido hacer las obras, situación que para Tejero es “increíble” porque –añadió– si el alcalde quisiera llevar adelante esta obra habría encontrado numerosas empresas dispuestas a hacerla.

   “Para seguir perdiendo el tiempo, el acuerdo de la última Junta de Gobierno no ha sido el de sacar las obras a concurso público o acometerlas directamente sino el de pedir a los servicios técnicos un informe sobre qué empresas podrían hacer ese trabajo. La resolución es de una desfachatez total, pues esta petición de informe ya la podía haber hecho el alcalde el mismo día que supo que ninguna empresa de las invitadas se iba a quedar con la obra”, añadió el concejal de izquierdas, para quien es “lamentable” que este tipo de actos “queden impunes”.

   Según añade IU, el TSJA anuló las licencias de obras y también las de primera ocupación al entender que se vulneró el PGOU otorgando a las parcelas más edificabilidad de la que se permitía en la zona.

   En concreto, y según IU, la sentencia dice que de los 4.000 metros cuadrados construidos, mil de ellos superan lo previsto en el Plan de Urbanismo. Asimismo, concluye que las viviendas no se han retranqueado los tres metros que indica la norma urbanística para la zona.

   El fallo criticaba además “duramente” al Ayuntamiento por no responder los escritos que le ha presentado la Comunidad de Propietarios de Marina del Este. La sentencia establecía con claridad además que en las pocas ocasiones en que el ayuntamiento se expresó sobre el tema fue para justificar la legalidad de las obras.

   El TSJA desestimó todas las objeciones del ayuntamiento y acabó fallando contra éste, considerado como el único culpable al haber dado unas licencias que incumplen el PGOU.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *