Sábado, 21 Octubre, 2017

            

Investigan si el inmigrante hallado muerto en aguas de Motril viajaba en la patera que naufragó

Se han iniciado gestiones con la Policía Nacional, que custodia a los inmigrantes que viajaban en la patera, para intentar que alguien lo reconozca, ya que el hombre no tenía documentación encima

Puerto de Motril


image_print

La Guardia Civil trabaja conjuntamente con la Policía Nacional para aclarar si el inmigrante subsahariano hallado muerto a unas 26 millas al sur de Motril (Granada) era una de las personas que viajaba en la patera que naufragó el pasado viernes en Almería, de la que podrían haber desaparecido unas veinte personas, según los ocupantes que salieron con vida.

Según han informado a Europa Press fuentes del Instituto Armado, el cuerpo, que llegó este jueves sobre las 16,00 horas al puerto de Motril después de que fuera localizado por una embarcación de recreo quedó en custodia de la Policía Judicial de Almuñécar (Granada). Los agentes de la Guardia Civil le tomaron huellas e hicieron fotografías al cuerpo para que pueda ser identificado, y enviaron el cadáver al Instituto de Medicina Legal de Granada, para que se le practique la autopsia.

Además, iniciaron gestiones con la Policía Nacional, que custodia a los inmigrantes que viajaban en la patera, para intentar que alguien lo reconozca, ya que el hombre no tenía documentación encima.

El hallazgo del cadáver se produjo a partir de las 12,10 horas de este jueves, cuando el yate a motor ‘Sea Rhapsody’ alertó de la presencia del cuerpo en el mar, de manera que hasta el lugar reseñado por los alertantes se desplazó la salvamar ‘Hamal’, que lo recuperó.

Si se confirma finalmente, el cuerpo rescatado podría ser el de una de las personas que la pasada semana perdía la vida tras precipitarse desde una patera que quedó a la deriva durante más de 24 horas y en la que viajaban varias mujeres embarazadas y niños de corta edad, de entre los que sólo se salvó una bebé que tuvo que se ingresada en la UCI del Hospital Torrecárdenas de la capital ante el cuadro de hipotermia que presentaba.

Tras haber sido atendidas por los servicios médicos, todas las mujeres hospitalizadas y la bebé han sido ya dadas de alta a excepción de una, que sigue ingresada. Las mujeres han pasado a un centro de acogida gestionado por Cruz Roja hasta que se resuelva su situación, mientras que el resto de los ocupantes de la embarcación fueron conducidos a distintos CIE del territorio español.

ol.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *