Domingo, 16 de Diciembre de 2018

            

Investigan a una mujer que enviaba marihuana a Inglaterra desde La Alpujarra

En la operación los agentes localizaron un paquete postal con 116 gramos de marihuana y 175 gramos más en el domicilio de la investigada

Paquete preparado para enviar | Foto: Gabinete
E.P.


image_print

La Guardia Civil ha investigado a una mujer de nacionalidad inglesa, de cuarenta y nueve años de edad, cuyo domicilio actual es un cortijo de la localidad alpujarreña de Pampaneira, como presunta autora de un delito contra la salud pública por tráfico de droga tras descubrir que traficaba con marihuana mediante envíos postales a Inglaterra.

Existe un protocolo de colaboración entre Correos y la Guardia Civil en el que se recoge que cuando se descubra un paquete sospechoso, los funcionarios de Correos avisen inmediatamente a la Guardia Civil para que se hagan cargo de él.

Los funcionarios de una oficina de Correos de una localidad alpujarreña detectaron un paquete que pudiera contener sustancias estupefacientes. Alertaron a la Guardia Civil y el equipo territorial de Policía Judicial de Órgiva recogió el paquete sospechoso y se hizo cargo de la investigación posterior.

Los agentes trasladaron el paquete hasta el Juzgado de Órgiva y allí lo abrieron y comprobaron que contenía 116 gramos de marihuana con destino a la localidad inglesa de Reading.

La Guardia Civil ha averiguado que dicho paquete había sido enviado por la mujer ahora investigada. Los agentes han registrado su vivienda y han encontrado otros 175 gramos de marihuana, una dosis de cocaína y cuatro dosis de hachís, además de bolsas de embalar y precintos similares a los utilizados en el paquete interceptado en Correos.

Descubierta una plantación con 305 plantas de cannabis en un taller de coches

En otra operación contra el cultivo ilegal de cannabis sativa, la Guardia Civil ha descubierto en el polígono Juncaril, en el término municipal de Peligros, una plantación cuyo propietario utilizaba como pantalla un taller de coches.

En esta operación ha sido investigado un vecino de Pulianas, de 32 años de edad, con antecedentes policiales, como presunto autor de un delito contra la salud pública por cultivo de droga y por un delito de defraudación de fluido elétrico.

El investigado había construido dos habitaciones en la parte posterior de la nave industrial donde se encuentra el taller, en las que los agentes localizaron 305 plantas de cannabis sativa en avanzado estado de floración.

Con la ayuda de técnicos de Endesa la Guardia Civil descubrió que la electricidad que consumía el investigado procedía de un enganche ilegal a la red eléctrica.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.