Miércoles, 15 Agosto, 2018

            

Investigan a un individuo por maltrato animal en Granada

Uno de los perros tuvo que ser sacrificado dado el alto grado de anemia y otras enfermedades que tenía

Uno de los perros encontrados al investigado | Foto: Gabinete
Gabinete


image_print

La Patrulla del Servicio de Protección de la Naturaleza (SEPRONA) de la Guardia Civil en Motril ha investigado a un vecino de la localidad, de 57 años de edad y sin antecedentes policiales, como presunto autor de un delito de maltrato animal, al descubrir que tenía dos perros prácticamente abandonados, no aportándole los más mínimos cuidados en cuanto a la alimentación y asistencia veterinaria.

La Patrulla del SEPRONA, encontró en una finca del término municipal de Motril y propiedad del investigado dos perros en estado de abandono, estando uno de ellos tumbado, extremadamente delgado y con numerosos parásitos.

Localizado el propietario de los animales, y requerida la documentación de estos, presentan solamente la Cartilla Sanitaria de uno de los perros, si bien carente de todo tipo de vacunaciones obligatorias. Mientras que el otro perro carece de documentación y microchips, siendo este el que peor aspecto de salud tiene.

Requerida la presencia veterinaria, diagnostica a uno de ellos una grave anemia y leishmaniasis, teniendo además en la zona de cabeza y cuello numerosos parásitos. Procediendo a la eutanasia del animal para evitarle sufrimientos.

Por la Patrulla del SEPRONA, se procede a la investigación del propietario como supuesto autor de un delito relativo a la protección de los animales domésticos, quedando el otro perro en su poder a disposición de la decisión que adopte la Autoridad competente.
Protección penal de los animales

La Guardia Civil recuerda que el artículo 337 del Código Penal, sobre maltrato animal, contempla que puede ser constitutivo de delito el maltrato de un animal al que se le cause la muerte o lesiones graves; el maltrato cruel, independientemente de que haya o no muerte o lesiones del animal; la explotación sexual de los animales o su abandono.

Además de la pena de prisión, los maltratadores podrán ser inhabilitados, no sólo para trabajar con animales, sino para su tenencia con carácter general.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.