Domingo, 23 Julio, 2017

            

Investigan a la familia Pozzo por supuestos delitos en los fichajes de varios jugadores

Según Radio Barcelona (Cadena SER), se cree que los Pozzo, propietarios del Granada CF, Udinese y Watford, están siendo investigados por fraude fiscal, falsedad documental y apropiación indebida

Gino Pozzo | Foto: YouTube
Redacción GD


image_print

La familia Pozzo, propietarios del Granada CF, además del Udinese y el Watford, está siendo perseguida por la justicia. Según Radio Barcelona, de Cadena SER, en el programa ‘Què t’hi jugues’, los delitos en los que podrían haber infringido serían fraude fiscal, falsedad documental y apropiación indebida.

Apuntan a una cantidad de 12 millones de euros, la cual habrían escondido a la hacienda española e italiana para luego pagar comisiones. Sospechan que este dinero se habría movido entre España, Italia y el Reino Unido, para luego ocultar a Hacienda a través de una red de empresas dirigida por testaferros de la familia. Se cree que los Pozzo se quedaban el dinero, a través de facturas falsas, procedente de los derechos de imagen de algunos de los tantos jugadores que fichan temporada tras temporada por los equipos de la familia italiana.

Según las informaciones reveladas por Radio Barcelona, Gianpaolo Pozzo y Gino Pozzo, padre e hijo, serían los ideólogos de esta red ilegal. En la investigación aparece también el representante italiano Claudio Bagegi y el presidente del Watford, Rafaelle Riva. 

Precisamente, Riva es al mismo tiempo el administrador del fondo de inversión Fifteen Securitisation, que apareció en una filtración de Football Leaks por el traspaso del ex rojiblanco Yacine Brahimi del Granada al Oporto.

LOS POZZO SE DEFIENDEN

La familia Pozzo no ha tardado en explicar su versión de los hechos ante las noticias que apuntaban mencionados delitos, según las informaciones de Radio Barcelona. De esta forma, aclaraban: “Giampaolo Pozzo sufre una investigación en Italia cuestionando su residencia fiscal en España”.

Además, se defienden de las acusaciones, diciendo: “Las autoridades tributarias italianas se resisten a aceptar que el señor Pozzo reside hace más de 15 años ininterrumpidamente en España”. Asimismo, señalan que desarrolla “en nuestro país su centro de actividades empresariales e intereses, cumpliendo escrupulosamente en España sus obligaciones tributarias, tanto por razón de su renta personal como por razón del impuesto de sociedades de las compañías en las cuales despliega actividad económica”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *