Domingo, 26 Marzo, 2017

Investigadores descubren un virus en mujeres con infertilidad inexplicada

El estudio, realizado por investigadores de la Universidad de Ferrara, también revela que la infección se ve agravada por la hormona estradiol, que fluctúa con el ciclo menstrual

Foto: Fundació Puigvert
E.P.


image_print

La infertilidad afecta a aproximadamente el 6 por ciento de las mujeres de 15 a 44 años de edad o 1,5 millones de mujeres en Estados Unidos, según datos de los Centros para el Control de la Enfermedad y la Prevención. Aproximadamente, el 25 por ciento de los casos de infertilidad femenina son inexplicables, dejando a las mujeres con pocas opciones que no sean caros tratamientos de fertilidad.

Un estudio publicado en ‘Plos One’ ha encontrado que un miembro poco conocido de la familia de los herpesvirus humanos llamado HHV-6A infecta el revestimiento del útero en el 43 por ciento de las mujeres con infertilidad inexplicada, pero no se puede detectar en el de las mujeres fértiles.

El estudio, realizado por investigadores de la Universidad de Ferrara, Italia, también revela que la infección se ve agravada por la hormona estradiol, que fluctúa con el ciclo menstrual. Niveles altos de esta hormona pueden provocar una infección activa localizada en el útero, sin síntomas notorios o evidencia del virus en el torrente sanguíneo.

Los autores también hallaron altos niveles de estradiol y niveles de citoquinas anormales en las mujeres infértiles con infecciones de HHV-6 en comparación con los controles sanos o mujeres infértiles que no estaban infectadas. Las citoquinas son pequeñas proteínas de señalización que facilitan las interacciones entre las células y juegan un papel importante en la creación de un ambiente que permita la implantación exitosa del óvulo fecundado y el desarrollo del feto durante el embarazo posterior.

“Éste es un descubrimiento sorprendente –afirma Anthony Komaroff, profesor de la Escuela de Medicina de Harvard que ha estudiado el HHV-6–. Si se confirma, el descubrimiento tiene el potencial de mejorar el resultado de un gran subconjunto de mujeres infértiles”.

NO DETECTABLE EN SANGRE NI SALIVA

Se sabe poco sobre el HHV-6A, que fue descubierto en 1986 y es uno de los nueve herpesvirus humanos. Otros incluyen virus de Epstein Barr, el virus de la varicela-zoster, el citomegalovirus y los herpes simple tipos 1 y 2. Puesto que HHV-6A no es típicamente detectable en la sangre o saliva, su verdadera prevalencia se desconoce. El estrechamente relacionado HHV-6B es adquirido por casi el cien por cien de la población en la primera infancia y se propaga a través de la exposición a la saliva.

El HHV-6B causa roséola y convulsiones febriles en los niños y puede provocar encefalitis y enfermedades de órganos en pacientes que tienen deficiencias inmunológicas o que están bajo medicamentos inmunosupresores. Actualmente, no hay medicamentos aprobados por la agencia norteamericana del medicamento (FDA, por sus siglas en inglés) para HHV-6A o HHV-6B, pero los especialistas en enfermedades infecciosas suelen usar valganciclovir, foscarnet y cidofovir para tratar HHV-6B la reactivación en pacientes trasplantados. Estos fármacos se desarrollaron para tratar el herpesvirus-5 humano (HHV-5), conocido como citomegalovirus.

Se necesita más investigación para confirmar estos hallazgos y para determinar si el tratamiento antiviral podría ayudar a las mujeres con esta infección uterina. Actualmente, las pruebas sobre HHV-6A sólo se puede realizar en las células de la mucosa uterina, un tipo de procedimiento estándar realizado por ginecólogos sin anestesia utilizando un dispositivo de succión pequeño.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *