Miércoles, 18 enero, 2017

Investigadores de la UGR buscan jóvenes que no hagan ejercicio regularmente para un estudio sobre la “grasa marrón”

El estudio está liderado por investigadores de las facultades de Ciencias del Deporte y de Farmacia de la Universidad de Granada y el Centro Andaluz de Medicina del Deporte

caminar-pasear-ejercicio-deporte-
Personas caminando
E.P.


image_print

Un equipo de investigadores de la Universidad de Granada (UGR) busca la colaboración de adultos jóvenes, de entre 18 y 25 años, para participar en un estudio que pretende demostrar que el ejercicio físico puede incrementar la cantidad y actividad del tejido adiposo pardo, comúnmente denominado como ‘grasa parda o marrón’, en esta población.

La grasa parda tiene numerosas implicaciones fisiológicas relacionadas con el control del peso corporal y la salud cardiovascular.

El estudio está liderado por investigadores de las facultades de Ciencias del Deporte y de Farmacia de la Universidad de Granada y el Centro Andaluz de Medicina del Deporte, así como un equipo del Servicio de Medicina Nuclear del Hospital Universitario Virgen de las Nieves y un equipo del Servicio de Cirugía del Hospital Universitario San Cecilio de Granada.

Los requisitos para poder participar en este estudio son tener entre 18 y 25 años, no ser fumador/ay no realizar ningún tipo de ejercicio o actividad deportiva de forma regular.

Las personas seleccionadas realizarán un programa de seis meses de ejercicio en un centro de investigación avanzado.

El programa está diseñado y supervisado por licenciados en Ciencias del Deporte y por Médicos del Deporte con el objetivo de mejorar el estado de forma física y la salud de los participantes.

Los participantes también recibirán un informe sobre su estado de salud y tendrán la oportunidad de aprender ciencia en primera persona y vivir la experiencia de participar en un estudio de investigación de alto nivel de forma totalmente gratuita.

PREVENIR LA OBESIDAD Y ENFERMEDADES CARDIOVASCULARES

El tejido adiposo pardo acumula grasa como el tejido adiposo blanco, pero contiene numerosas mitocondrias y, por ello, cuando se activa incrementa el gasto energético de forma significativa, y además quema parte de las calorías que se ingieren con la comida, lo que puede ayudar al control y pérdida de peso corporal.

Además, el tejido adiposo pardo juega un papel importante en el metabolismo de los triglicéridos y la glucosa que circulan en la sangre, por lo que podría servir para prevenir enfermedades cardiovasculares como la diabetes y la obesidad.

El estudio de investigación, denominado ‘Actibate’, está financiado por el Ministerio de Economía y Competitividad, Fondo de Investigación Sanitaria del Instituto de Salud Carlos III, Fondos Europeo de Desarrollo Regional (Feder), por el Ministerio de Educación Ciencia e Innovación (RYC-2010-05957, RYC-2011-09011), por el Ministerio de Educación, por la Universidad de Granada (Beca de Iniciación a la Investigación), por la Fundación Iberoamericana de Nutrición, por las Redes temáticas de investigación cooperativa RETIC, por AstraZeneca HealthCare Foundation y por Vegenat.

Los interesados en participar en este estudio pueden ponerse en contacto con los científicos a través del correo electrónico estudioactibate@gmail.com, o bien de Facebook (Estudio actibate) o, Twitter (@actibate).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *