Jueves, 19 enero, 2017

Investigadores de la UGR advierten de las alteraciones en el sueño de los pacientes con cáncer

Las alteraciones del sueño se evaluaron mediante un cuestionario que respondieron los propios pacientes

Foto: archivoGD
E.P.


image_print

Un estudio realizado por investigadores del Servicio de Oncología Radioterápica del Hospital Inmaculada Oncosur-Granada y el departamento de Personalidad, Evaluación y Tratamiento Psicológico de la Universidad de Granada (UGR) han advertido de las alteraciones en el sueño que padecen los enfermos de cáncer antes de recibir tratamiento con radioterapia.

Según ha informado la UGR en un comunicado, los científicos han evidenciado que los problemas del sueño son muy significativos entre los pacientes con cáncer antes de someterse a radioterapia y, además, estos problemas están asociados con estados avanzados del cáncer, tratamientos previos como la quimioterapia y otros síntomas psicosomáticos provocados por la enfermedad, como la ansiedad.

En este trabajo, publicado en la revista ‘European Journal of Oncology Nursing’, han participado 105 pacientes oncológicos que fueron evaluados durante su primera cita en el Servicio de Oncología Radioterápica

Las alteraciones del sueño se evaluaron mediante un cuestionario que respondieron los propios pacientes y, además, se analizaron otros datos como el impacto del dolor, la ansiedad y el cansancio sobre el sueño.

Los investigadores analizaron el efecto que tienen sobre el sueño la gravedad del proceso oncológico, los tratamientos previos como la quimioterapia y la sintomatología psicosomática ya presente en estos casos, como la ansiedad.

Los pacientes que participaron en el estudio comentaron niveles importantes de insomnio y también de hipersomnia, es decir, exceso de sueño diurno, al no dormir correctamente por la noche: “Los problemas fueron significativamente mayores en los pacientes con enfermedad más severa y esto conducía a niveles más altos de consumo de fármacos hipnóticos”, ha explicado la autora principal de este trabajo, la investigadora de la UGR Escarlata López.

Además, el haber recibido quimioterapia se asoció significativamente con los problemas de hipersomnia, y la ansiedad se asoció significativamente con ambos problemas relacionados con el sueño, tanto el insomnio como la hipersomnia.

A la luz de estos resultados, los investigadores advierten de que los problemas del sueño “se deben explorar y recoger en la historia clínica del paciente para proporcionar directrices adecuadas y paliar así sus efectos en la calidad de vida”.

Comments

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  1. Por que no aprueban el consumo de infusiones de cannabis o el concentrado administrados en gotas con algún zumo de frutas de este producto que soluciona de forma natural el problema del sueño y la ansiedad, será que a los laboratorios no les interesa económicamente?