Intervienen casi 12.000 plantas de cannabis sativa en un mes

La Guardia Civil de Granada ha puesto a 37 personas a disposición judicial desde el pasado día 15 de abril por delito contra la salud pública al dedicarse al cultivo de cannabis sativa; y por la defraudación de fluido eléctrico al tener enganches ilegales a la red eléctrica.

La Guardia Civil ha realizado 25 actuaciones en las localidades de Santa Fe (3), La Zubia (3), Vegas del Genil (2), Pinos Puente (2), Huétor Tájar (2), Peligros (2), Láchar, Íllora, Fuente Vaqueros, Las Gabias, Maracena, Cijuela, Gójar, Cúllar Vega, Albolote, Güevéjar y Armilla, donde se han intervenido 11.918 plantas de cannabis sativa y 16.551 gramos de marihuana.

Las operaciones más importantes han tenido lugar en:

Maracena, donde la Guardia Civil ha inspeccionado una vivienda descubriendo una plantación con más de 3.200 plantas de diferentes tamaños y los técnicos de Endesa una conexión ilegal a la red de energía eléctrica con un consumo exageradamente alto de electricidad.

Los agentes en esta actuación han investigado a dos personas como responsables de la plantación.

En el Polígono Industrial Juncaril, término municipal de Peligros, en una misma actuación de han descubierto en dos naves  mas de 1.700 plantas de la citada especie, investigándose a dos personas.

En Pinos Puente los agentes del Área de Investigación de la Guardia Civil han realizado cuatro registros en viviendas investigándose a dos personas, una natural de Mali de 46 años y otra de nacionalidad rumana de 43 años, a las que se les intervienen 711 plantas y 5.781 gramos de cogollos marihuana ya seca y parte de ella envasada.

En Gójar la Guardia Civil de La Zubia ha realizado un registro en una vivienda unifamiliar de dicha localidad y ha encontrado un cultivo “indoor” de cannabis con 707 plantas. En esta operación ha sido investigado un individuo de 45 años de edad.

Otras actuaciones importantes han sido en Las Gabias y La Zubia donde la Guardia Civil, ha descubierto dos plantaciones con casi 1.400 plantas en total, habiéndose investigado a dos personas como supuestos autores de un delito contra la salud pública y defraudación de fluido eléctrico.

La Guardia Civil ha contado en todas estas actuaciones con la colaboración de técnicos de Endesa para la detección y desmantelamiento de los enganches ilegales a la red eléctrica.

La compañía eléctrica Endesa y la Guardia Civil colaboran de forma permanente en la detección de anomalías en la red eléctrica con el fin de garantizar no sólo el suministro para el resto de ciudadanos, sino también su seguridad.