Lunes, 24 Septiembre, 2018

            

Intervienen 1.558 plantas de cannabis sativa desmantelando una plantación en un cortijo

A los tres detenidos también se le atribuye la defraudación de fluido eléctrico

Fuente: Policía Nacional
Gabinete


image_print

Agentes de la Policía Nacional han detenido en Vélez de Benaudalla a tres personas, dos hombres y una mujer, cuyas edades oscilan entre los 48 y 59 años a los que se les atribuye la presunta titularidad del cultivo y plantación a gran escala de cannabis sativa y defraudación del fluido eléctrico en un zulo de un cortijo-vivienda habilitado y acondicionado para el cultivo y producción permanente y a gran escala de cannabis sativa.

Las detenciones se produjeron después de que se iniciaran investigaciones sobre un cortijo-vivienda que se habría habilitado para el cultivo de plantas de marihuana a gran escala.

Una vez realizadas las comprobaciones y gestiones de averiguación e identificación del hecho así como sobre de los presuntos responsables del cultivo, los policías procedieron a solicitar a la autoridad judicial el mandamiento de entrada y registro sobre el inmueble.

La realización del mismo permitió localizar bajo la estructura del inmueble un zulo que se extendía por toda la superficie de la planta de la casa, al cual se accedía por una trampilla practicada en una de las habitaciones de la planta superior que estaba oculta por el mobiliario de la misma. Una vez en el zulo se descubrieron diversas habitaciones, todas ellas perfectamente acondicionadas e insonorizadas, adaptadas para el cultivo y producción permanente y gran escala de cannabis sativa.

El habitáculo contaba, además de los habituales sistemas automatizados de aireación, extracción de aires e iluminación, con un novedoso sistema de control de dióxido de carbono programado, conectado a cuatro botellas de oxígeno para la purificación del aire, así como su hilo musical y de televisión.

Los agentes desmantelaron y recolectaron la referida plantación que hacía un total de 1.558 plantas en diferentes estados de crecimiento y de floración, y a intervenir todos los efectos relacionados con ésta. Tras ello, se formalizaron las detenciones de las tres personas vinculadas a dicha plantación.

DEFRAUDACIÓN

El inmueble se encontraba “enganchado” de manera fraudulenta a la red pública de electricidad mediante un complejo entramado de cables y transformadores sin pasar por el contador de la compañía de suministro.

Las investigaciones fueron llevadas a cabo por el Grupo de Estupefacientes de la Comisaría de Motril.

Los detenidos fueron puestos posteriormente a disposición de la autoridad judicial.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.