Lunes, 24 Septiembre, 2018

            

Interviene casi 47 kilos de marihuana en dos actuaciones en Gójar

El primer detenido fue sorprendido sacando tres grandes bolsas del maletero de su coche con más de 25 kilos de droga

Marihuana incautada | Foto: Gabinete
Gabinete


image_print

La Guardia Civil persevera en su lucha contra el cultivo y el tráfico ilegal de marihuana en la provincia de Granada con dos nuevas actuaciones en la localidad de Gójar, donde se han intervenido 46,9 kilos de marihuana y han sido detenidos dos individuos como presuntos responsables de un delito contra la salud pública.

La Guardia Civil se encontraba el pasado viernes, día 22 de junio, en Gójar vigilando una vivienda en la que supuestamente se iba a realizar una compraventa de marihuana. Agentes de paisano de las Áreas de Investigación de los puestos de Maracena, La Zubia y Santa Fe habían desplegado un dispositivo de vigilancia en torno a este domicilio para intentar sorprender a los narcotraficantes en pleno mercadeo cuando llegó una furgoneta justo donde se encontraba una de las patrullas apostadas, en las inmediaciones de un establecimiento comercial, bajó el conductor y sacó de la zona de carga tres grandes bolsas que, por el olor característico de la marihuana, podían contener este tipo de sustancia estupefaciente. Los agentes se identificaron como guardias civiles y le pidieron al individuo que les mostrase el contenido de las bolsas; pero éste, lejos de hacerlo, entró rápidamente en el establecimiento, que era suyo, y azuzó a su perro contra los guardias para intentar huir. Los agentes consiguieron contener al perro y encerrarlo dentro de un coche, y posteriormente detener al individuo y comprobar que las bolsas efectivamente contenían 25,3 kilos de marihuana.

A la vista de que el dispositivo de vigilancia había quedado al descubierto, la Guardia Civil dejó de esperar a los posibles compradores y realizó un registro en el domicilio que estaban vigilando, donde descubrieron una habitación que había servido para el cultivo de cannabis sativa, y donde ahora se secaban en el suelo más de 21 kilos de marihuana, concretamente 21,6. El propietario de esta vivienda fue detenido.

La Guardia Civil descubrió que este individuo poseía una doble acometida a la red eléctrica, la legal y la que puenteaba el contador eléctrico, por lo que, además de un delito contra la salud pública por cultivo y elaboración de droga, también se le imputó un delito de defraudación de fluido eléctrico.

El primer detenido es un hombre de 50 años de edad y el segundo es un hombre de 34 años de edad, ambos con antecedentes policiales.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.