Sábado, 17 de Noviembre de 2018

            

Intervenidos en Andalucía cerca de 400.000 boletos de lotería ilegal en el primer semestre de 2018

La Policía andaluza ha llevado a cabo durante el primer semestre de 2018 un total de 1.838 inspecciones en su lucha contra el juego ilegal

Boletos de lotería | Foto: Archivo GD
E.P.


image_print

La Unidad del Cuerpo Nacional de Policía adscrita a la Comunidad Autónoma de Andalucía ha intervenido cerca de 393.509 boletos de lotería ilegal entre enero y junio de 2018, según el balance de las actuaciones de esta unidad policial dependiente de la Consejería de Justicia e Interior.

Según ha informado en un comunicado, estas operaciones han sido el resultado de las investigaciones desarrolladas desde enero destinadas al control y desmantelamiento de aquellas organizaciones que gestionan la venta y distribución de boletos y cupones para rifas con premio en metálico sin autorización administrativa.

Asimismo, los agentes ya habían intervenido en 2017 un total de 779.267 boletos en la comunidad andaluza que carecían de autorización administrativa para este tipo de sorteos.

En su lucha contra el juego ilegal, la Policía andaluza ha llevado a cabo durante el primer semestre de 2018 un total de 1.838 inspecciones, a consecuencia de las cuales ha levantado 637 actas de denuncia por diversas infracciones.

Además, los agentes de la Unidad de la Policía Adscrita también han intervenido 31.324 cartones de bingos ilegales y han realizado 7.233 inspecciones en máquinas de juego recreativas, a raíz de las cuales han levantado 119 denuncias, han destruido 80, han precintado 27 y han decomisado seis.

El juego es una actividad regulada por ley y su práctica está sujeta al cumplimiento de una estricta normativa. Los locales y personas que organizan actividades ilegales de juego perjudican a los establecimientos y entidades que sí cumplen la legislación y suponen un menoscabo al erario público, ya que no abonan las tasas e impuestos correspondientes.

Además, este tipo de actividades irregulares constituye una vulneración de las condiciones técnicas y de seguridad que deben tener estos locales y también de las garantías de las personas que participan en estos juegos fraudulentos.

Además de estas intervenciones, tanto la Policía Adscrita como los inspectores de la Junta realizan funciones de vigilancia y de prevención para evitar que se cometan infracciones en este ámbito. Como parte de esta labor disuasoria, ofrecen información de la normativa vigente y de las repercusiones que conlleva su incumplimiento.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.