Viernes, 20 enero, 2017

Intervenidas más de 1.000 plantas de marihuana en un invernadero clandestino instalado en los trasteros de un inmueble

Hasta el momento han sido detenidas dos personas, de 19 y 27 años, presuntamente responsables de la custodia de los invernaderos ilícitos

Gabinete


image_print

Agentes de la Policía Nacional han intervenido en Granada más de 1.000 plantas de marihuana en un invernadero clandestino instalado en seis trasteros de un inmueble de la zona norte. La plantación contaba con suministro eléctrico mediante enganches ilegales a la red pública –que suministraba luz a 50 transformadores eléctricos-, 50 focos de luz, 8 extractores de aire y 6 aparatos de aire acondicionado. Disponía además de un sistema de ventilación y evacuación de olores conectado al alcantarillado público. Hasta el momento han sido detenidas dos personas, de 19 y 27 años, presuntamente responsables de la custodia de los invernaderos ilícitos.

Una patrulla de la Policía Nacional que realizaba labores de prevención en el distrito norte escuchó de madrugada fuertes golpes que procedían de unos trasteros de un bloque de viviendas, al tiempo que observaron como dos personas huían a pie sin poder ser interceptados. Al inspeccionar el lugar de donde salían estas dos personas corriendo pudieron comprobar como la puerta de un trastero estaba violentada y en su interior había una plantación indoor de cannabis sátiva.

La inspección realizada en el inmueble les llevó a localizar un total de seis trasteros donde se estaban cultivando de forma intensiva marihuana, incautando en todos ellos 1.010 plantas en deferentes fases de floración y secado. Contaban con 50 transformadores eléctricos, 50 focos de luz, 8 extractores de aire y 6 aparatos de aire acondicionado conectados ilegalmente a la red eléctrica. Seguidamente recabaron diferentes datos e indicios que condujeron a los agentes a localizar y detener a dos varones que presuntamente estarían desempeñando funciones de vigilancia de los cultivos.

Al inspeccionar los trasteros los policías pudieron observar como algunos extractores de evacuación de olores estaban conectados al alcantarillado público para dificultar con ello la localización de la plantación por el olor.

Agentes del Grupo de Atención al Ciudadano de la Policía Nacional de Granada llevaron a cabo la localización y desmantelación de la plantación de marihuana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *