Miércoles, 24 Mayo, 2017

Publicidad

"Interstellar debería enseñarse en los colegios"

La película de Nolan está inspirada en la teoría del experto en relatividad Kip Stepehen Thorne sobre la existencia de los agujeros de gusano



image_print

Mucho se habló en su momento de la base científica que sujetaba la trama de Interstellar. El guión de Christopher Nolan y su hermano Jonathan se armaba sobre las teorías del prestigioso astrofísico Kip Thorne. Y, tal es el grado de coherencia y buen hacer alcanzado por Nolan en su afán por hacer de su odisea espacial una aventura coherente desde el punto científico que, según algunos expertos, debería enseñarse en las aulas de ciencia de los colegios de todo el mundo.

Y es que las bondades de Interstellar van más allá de sus evidentes e incontestables logros cinematográficos -con unas interpretaciones notables y un nivel visual sobresaliente- para adentrarse en el terreno docente dada la gran capacidad divulgativa de la película.

La película de Nolan está inspirada en la teoría del experto en relatividad Kip Stepehen Thorne sobre la existencia de los agujeros de gusano, y según los científicos que escriben en American Journal of Physics, muestra en pantalla con gran exactitud como son estos agujeros en la realidad. Dr David Jackson, uno de los encargados de la publicación afirma que después de revisar la película varias veces, han llegado a la conclusión de que la cinta es casi exacta a la realidad.

“Desde American Journal of Physics, queremos animar a los profesores de física a que proyecten esta película en sus clases para que los alumnos puedan entender algunas ideas generales sobre la relatividad”, explica el profesor.

El propio Christopher Nolan aseguró en una entrevista con la BBC que se basó en varias publicaciones de ciencia para llevar acabo esta película. “Pensamos que era hora de inspirar a las nuevas generaciones para que vuelvan a mirar fuera. […] Creemos que llevar al cine algunos aspectos de la ciencia y hacer que sean entretenidos para los niños puede ser de gran inspiración para los posibles futuros astronautas”, comentó el director.

CREDIBILIDAD CIENTÍFICA

Para que la película fuese lo más realista posible, Nolan trabajó con Kip Thorne, un profesor de física del Instituto de Tecnología de California, al que nombró productor ejecutivo de la película. La idea principal del profesor fue desde el principio conseguir que la ciencia llegase a la gran pantalla de la forma más real posible.

“Las películas como Interstellar, Contact o 2001: Una odisea del espacio son grandes inspiraciones para la gente joven. Muchos de mis alumnos, que ahora están interesados en la ciencia, me reconocieron que su interés vino a raíz de este tipo de películas”, aclaró Thorne.

Los diseñadores de la película crearon varias ecuaciones científicas para poder crear los efectos especiales, de forma que no hubiese ningún tipo de error a la hora de crear la escenificación. Además se prestó mucha atención a la representación de los agujeros negros y el agujero de gusano que conecta nuestro Sistema Solar con otra galaxia.

UNA PELÍCULA “DE OTRA GALAXIA”

Christopher Nolan aseguró en su entrevista con la BBC que la ciencia es algo que siempre le ha gustado y que para Interstellar se inspiró mucho en los programas que veía de joven de Carl Sagan.

Interstellar está basada en la teoría de Kip Stepehen Thorne sobre la existencia de los agujeros de gusano, y su función como canal para llevar a cabo los viajes en el tiempo. La historia gira en torno a un grupo de intrépidos exploradores que se adentran por uno de esos agujeros y viajan a través del mismo, encontrándose en otra dimensión.

Un mundo desconocido se abre ante ellos y deberán luchar por mantenerse unidos si quieren volver de una pieza. Anne Hathaway y Jessica Chastain dieron vida a los protagonistas. ambos actores trabajaron a su vez junto a Matthew McConaughey, Michael Caine y Casey Affleck, entre otros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *