Miércoles, 24 Mayo, 2017

Publicidad

Intenso Jueves Santo de emoción (Vídeos)

Los barrios del Albaicín y Zaidín protagonizaron la jornada más especial con las salidas procesionales de Concha, Salesianos, Aurora, Estrella, y Silencio en la madrugada, ante una gran afluencia de personas

El Silencio cerró la noche del Jueves Santo


image_print

El Jueves Santo granadino comenzó por primera vez con la Hermandad de Nuestro Padre Jesús del Amor y de la Entrega y María Santísima de la Concepción. Mucha expectación había en torno a esta corporación, ya que presentaba la principal novedad de toda la Semana Santa: adelantar su horario de salida a las 16:15 para convertirse así en la primera en pasar por Carrera Oficial. Bajo un sol de justicia-como es habitual los Jueves Santos, según el dicho popular–, los dos titulares traspasaban el arco del Monasterio de la Concepción, después de las difíciles maniobras que tuvieron que llevar a cabo el cuerpo de costaleros, en especial con el primer paso, debido a la altura del mismo. Muchas personas esperaban en la placeta del monasterio como en la calle Portería de la Concepción, Concepción de Zafra o Plaza Nueva. Era un día histórico, ya que veíamos por primera vez a estos dos titulares del Bajo Albaicín desfilar por su barrio en las primeras horas de la tarde de un Jueves Santo radiante. Brillante fue la chicotá del paso del palio que atravesaba el cancel de la placeta de su monasterio con la marcha “Mater Rea”, interpretada por la Banda de Música de San Sebastián del Padul. Regresaba esta cofradía a su sede antes de que diera comienzo la “Madrugá, donde la esperaba un centenar de personas, que llegaban hasta la calle San Juan de los Reyes. La entrada de ambos pasos a su monasterio propiciaban como cada año estampas inéditas con la Alhambra como fondo del escenario de la Pasión de Cristo.

Si no puedes ver el vídeo pincha aquí. 

 

El Zaidín también fue protagonista de este día con la Hermandad de los Salesianos, segunda cofradía en realizar estación de penitencia desde la iglesia de María Auxiliadora a las 17 horas. En esta ocasión, el paso del Cristo de la Redención estrenaba una cartela frontal, que representaba el sueño de Don Bosco y el policromado de los ángeles. El capataz del primer paso fue Francisco Abuín mientras que José Luis Selfa lo fue en el paso de palio. Una vez que Nuestra Señora de la Salud saliese de su capilla lateral, la Banda de los Ángeles interpretó “Redentora y Salesiana” a esta titular mariana, cuyo paso de palio estrenaba el techo de terciopelo azul, que será bordado el próximo año. La cofradía ha tenido a un espectador de excepción, http://www.toplivecasinos.net/es/Casinos con Crupier, como es Diego Mainz, jugador del Granada CF, que ha sido el encargado de tocar el llamador para que el paso de palio hiciese la “levantá”, para continuar su discurrir hacia el centro de la ciudad, cuando ya se encontraba fuera del colegio. Un lugar único para contemplar el paso de esta cofradía fue el Puente Romano, donde muchos granadinos esperaban tanto por la tarde y en su regreso, al igual que en su barrio. La cofradía llegaba a las puertas de la iglesia en torno a las dos de la madrugada, realizando brillantes chicotás antes de que los pasos llegasen a sus capillas laterales, terminando su estación de penitencia pasadas las tres de la madrugada, con una interpretación a violín para Nuestra Señora de la Salud.

Si no puedes ver el vídeo pincha aquí. 

 

Desde primeras horas de la tarde, mucho público esperaba en la Plaza de San Miguel Bajo a las 17:50 horas, momento en el que las puertas de la iglesia de este rincón albaicinero abría sus puertas, la Cruz de Guía de la Cofradía de Nuestro Padre Jesús del Perdón y María Santísima de la Aurora Coronada se ponía en la calle y comenzaba así la tercera Estación de Penitencia de este día. El primer paso de misterio bajaba la empinada rampa a las órdenes de Javier de la Oliva y lo acompañaba, como es habitual la Banda de Jesús Despojado. Una media hora después aproximadamente era el turno de “la Reina del Albaicín”, como se le conoce, que tras la maniobra perfecta realizada por sus costaleros para atravesar el arco de su iglesia, llegaba a la plaza de San Miguel bajo los sones de la marcha que se le hizo cuando fue coronada canónicamente, además de los aplausos y gritos de ¡¡Aurora!! ¡¡Guapa!!. Esta cofradía, como cada Jueves Santo nos regaló momentos únicos, concretamente cuando pasa por lugares tan emblemáticos como los Grifos de San José, especialmente en su regreso donde una inmensa “bulla” acompaña a ambos pasos. El primer paso llegó pasadas las una y cuarenta de la madrugada, mientras que la virgen de la Aurora lo hacía sobre las dos y cuarto a los sones de “La Madrugá”, antes de subir la rampa que conducía a las puertas de su sede.

Si no puedes ver el vídeo pincha aquí.

 

Desde el Alto Albaicín, en concreto en la Iglesia de San Cristóbal, salía a las 18 horas, la última cofradía de la tarde del Jueves Santo, la Cofradía de Nuestro Padre Jesús de la Pasión y María Santísima de la Estrella. En esta jornada, el paso del primer titular estrenaba el dorado de los guardabrisas traseros. Sin duda alguna, uno de los momentos más especiales fue su salida, y es así que congregó a centenares de personas que vieron como sus costaleros tienen que ponerse “cuerpo a tierra” para sacar a sus dos titulares por el estrecho arco ojival de la iglesia. Otro de los lugares de su recorrido que reunió a bastante público, fue la Cuesta del Chapiz, que debido a su inclinación, presenta una gran dificultad también para los costaleros. También esperaban muchas personas en otros lugares como el Paseo de los Tristes o Carrera del Darro, pero en este caso por razones muy diferentes, ya que conforman un marco perfecto para contemplar el paso de esta cofradía. En las primeras horas del Viernes Santo llegaba a su barrio donde muchísimas personas  esperaban a esta cofradía, en escenarios tan bellos como la Cuesta de la Alhacaba o Plaza Larga, donde los costaleros hicieron alarde de su andar, y deleitaron a los asistentes con amplias chicotás, que incluyeron más de tres marchas. En este lugar, María Santísima de la Estrella fue recibida por una petalá. La cofradía llegaba a las puertas de su templo sobre las tres horas de la madrugada, poniendo fin a su Estación de Penitencia.

Si no puedes ver el vídeo pincha aquí.

 

La “Madrugá” se inició a las doce de la noche en la iglesia de San Pedro, cuando la Carrera del Darro se quedaba completamente a oscuras y se escuchaba en las puertas del templo “Santísimo Cristo de la Misericordia, Granada te espera”. Era este el momento en el que comenzaba la estación de penitencia de la cofradía del Silencio y su cortejo negro se desplegaba por el atrio de San Pedro y San Pablo, precedido por el sonido del tambor que anunciaba a la comitiva. Muchísimas personas esperaban en los lugares del recorrido de esta corporación, que tanto interés despierta, al igual que a la devoción que se le tiene a este Cristo. A lo largo de su desfile procesional, se podían escuchar las cadenas que arrastraban algunos de los penitentes que iban detrás del paso del Santísimo Cristo de la Misericordia. Regresaba a su Templo, pasadas las cuatro horas y media de la madrugada, culminando una “madrugá” más y esperando un nuevo Viernes Santo.

Si no puedes ver el vídeo pincha aquí.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *