Viernes, 20 Octubre, 2017

            

Infección de orina, una de las patologías más comunes del embarazo

Durante la gestación, las hormonas hacen que se comprima el útero, lo que provoca que la orina se estanque y favorezca la infección

Las embarazadas son más proclives a sufrir infección de orina | Foto: blog.exclusivasdelbebe.com
Sarai Bausán García | @Sarai_Bausan


image_print

Vas al baño una y otra vez y la sensación no desaparece. Si por tu vejiga fuera, estarías el día entero sentada en el baño. “¿Pero por qué tengo esta sensación tan extraña?”, piensas. La respuesta es sencilla: tienes infección de orina.

Ésta es una patología muy frecuente en las mujeres que, tal y como indica el ginecólogo César Serrano, está provocada por la invasión de microorganismo a la uretra.

Quizás ahora te preguntas: “¿y cómo sé si lo tengo? Entre sus efectos está tener dolor o sensación de ardor al orinar, tener necesidad de orinar con más frecuencia de lo habitual, notar la imposibilitada de hacerlo aunque tengas muchas ganas y percibir mal olor o sangre en la orina.

Las mujeres tienen mayor posibilidad que los hombres a tener infección de orina, pero si además están embarazadas, las posibilidades aumentan exponencialmente. Y es que, tal y como muestran los expertos, el 20% de las embarazadas sufre de infección de orina durante el periodo de gestación.

“Las embarazadas están más predispuestas a sufrirlo, el factor que les predispone a ello es que por el embarazo las hormonas relajan los uréteres y además los comprimen, por lo que la orina se estanca”, señala al respecto César Serrano. A esto añade: “Esto favorece que se infecte con mayor posibilidad y facilidad”.

Dichas hormonas también provocan la relajación de los músculos de la vejiga, con lo que es difícil vaciarla por completo, lo que eleva el riesgo de provocar que la orina vuelva a subir a los riñones. Además, tal y como explica Serrano, durante el embarazo el PH de la orina cambia hasta hacerla más proclive a las bacterias.

“El momento en el que suele aparecer con mayor facilidad esta infección es la época más avanzada del embarazo debido a que el útero es más grande y empuja con mayor fuerza a la vejiga, lo que facilita estos causantes”, añade al respecto Serrano.

El padecer esta patología durante la gestación puede tener unas consecuencias complejas. Y es que, tal y como afirma el experto, “el tener infección de orina cuando se está embarazada puede afectar al riñón si no se trata e, incluso, puede acelerar el parto”.

Pero si notas estos problemas no te asustes, se puede tratar con facilidad. Lo que debes hacer, tal y como indica el doctor César Serrano, es dirigirte a un médico especializado para que pueda hacer un urinocultivo que demuestre qué tipo de bacterias se encuentran en la orina y que así pueda dar con los antibióticos necesarios que hagan desaparecer esa molesta sensación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *