Domingo, 26 Marzo, 2017

Inconmesurables Radiohead en el Primavera Sound

La banda de Oxford actúa en el festival, en el concierto más multitudinario que se recuerda

Concierto de RadioHead en el Primavera Sound 2016 | Autor: Gabinete
David Marín Román


image_print

En la segunda jornada del Primavera Sound, la del viernes 3 de junio, se presumía una asistencia considerable dado el cartel en general y la actuación de la banda británica, Radiohead en particular. Pero las expectativas una vez más se quedaron cortas, la masiva afluencia de espectadores ha hecho de la jornada que nos concierne posiblemente el día de más presencia de asistentes al festival. Habrá que esperar a los datos ofrecidos por la organización en la tarde del sábado 4 como cada año.

De nuevo el tiempo en Barcelona veraniego, altas temperaturas, sol de justicia y gracias a un viento de poniente, una brisa impedía un más que posible bochornoso día de no ser por esta.
La primera banda que analizamos es Inspira, una banda de pop nacida en Barcelona de la mano de Jordi Lanuaza. En el escenario Ray-Ban, bajo un abrasador sol de media tarde, presentaba su trabajo Greta, pop inmediato y concreto, una pizca de electrónica aderezada con dulces melodías y pasajes sonoros que recuerdan a los años 80. Pop catalán de nueva generación.

A continuación en el escenario Adidas, uno de los escenarios de formato pequeño dentro del festival, comenzaban su actuación Viva belgrado, los cordobeses claramente influenciados por bandas como Toundra o Lisabö, descargaban su intensidad a base de hardcore estadounidense y alaridos. Sin aparente chispa, pero con un sonido demoledor, contundente.

Debido a la actuación de Radiohead a las 22:10h, la gente se agolpaba desde las 18:00h en el escenario Heinecken. Algo positivo para la banda de Londres Savages, no tanto por las declaraciones de un amable y eficiente trabajador de control, se hacía llamar “Chichi”que actuaría para un número de espectadores elevadísimo, que aunque estaban allí para ver a Radiohead, obviamente debían intentar pasarlo bien con el fiero concierto de las chicas, Ayse Hassan, Fay Milton, Gemma Thompson y Jenny Beth. Esto es lo que sucedió, una masa ingente de asistentes con ganas de acción y de distraerse de su larga e incómoda espera y una banda entregada al espectáculo. Punk por doquier, dignas sucesoras del estilo Placebo, hicieron las delicias de los allí presentes con una vocalista entregada a las primeras filas cada vez que podía. Aplastante resultado.

Una hora más tarde salían a escena Radiohead. Por fin llegaba lo que allí esperaba el 90% de los asistentes al recinto del Parc del Fòrum de ayer.

Con el primer single de su nuevo trabajo A Moon Shaped Pool, Burn the Witch, abrían el magistral concierto ofrecido por probablemente el grupo en activo más influyente del mundo de la música. Tom Yorke y los suyos estuvieron sublimes, insuperables, con una precisión quirúrgica, con una calidad fuera de lo común, una interpretación vocal de Tom que quita hierro a las críticas recibidas recientemente. Acompañados por un simplista pero efectivo escenario y juego de luces, con pantallas en el fondo del escenario donde se representaban imágenes en directo de los componentes de la banda, además estas imágenes se repetían en las dos pantallas, por lo que la organización ha recibido serias críticas por parte de asistentes insatisfechos que explican que las pantallas del escenario son para la gente que no pueden ver por lejanía a los integrantes de la banda. Que cada uno juzgue según su criterio.

Radiohead no ha repetido set list desde que ha comenzado su gira y hoy, no iba a ser diferente. Temas de su último trabajo como Burn The Witch, Daydreaming, Desk Dark, Ful Stop y The Numbers, además de temas tan importantes y trascendentales en la carrera de Radiohead como Pyramid Song, Karma Police, No Surprises, Paranoid Android, Street Spirit (Fade Out), Everything In its Right Place, The National Anthem, 2+2=5, There There, Idioteque, Bodysnatchers, Nude, Weird Fishes / Arpeggi, Bloom, Lotus Flower… y para finalizar la guinda, con un Tom Yorke entusiasmado, preguntando a los demás componentes, -”¿lo hacemos…?”, quedaba claro que interpretarían el tema estrella por excelencia, Creep. Ese hinmo que todos cantamos para finalizar el espectáculo. Personalmente no lo veía en directo desde la gira de Pablo Honey en 1.993/94, en esta gira lo interpretaron en Paris y no lo hacían desde hacía más de 9 años, por lo que sentirlo en Barcelona ha sido de una catarsis colectiva de las que hacen leyenda.
Que más se puede decir del concierto del año en la ciudad condal y probablemente en todo el territorio nacional, que la voz de Tom sigue en plena forma, que Colin Greenwood, bajista, tiene un peso en la banda que de inicio no se le atribuyey que la idea de traer a un segundo batería / percusionista (Clive Deamer / Portishead) es muy acertada.
Podemos resumir este increíble espectáculo vivido hoy con la siguiente frase;

En 2016 Radiohead finalizó su concierto en el Primavera Sound con Creep y yo estaba allí.

Ya con los temas de Radiohead resonando en nuestra memoria más reciente, viajábamos al escenario Primavera para asistir a la actuación de Kiasmos, el proyecto de Olafur Arnalds y Janus Rasmussen. Tecno de calidad marca Olafur, experimentación del minimalismo, cruce de sintetizadores, cajas de ritmo producidas por el genio de lo clásico como es Olafur. Sin duda una de las sensaciones del año pasado que no cesa de cosechar grandes actuaciones, porque cuando el talento es innato, da igual que actividad realices,porque el resultado siempre será el mismo, el éxito.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *