Martes, 24 enero, 2017

Incautados en Motril 620 kilos de hachís ocultos en una furgoneta

Los dos ocupantes que transportaban la droga han sido detenidos y puestos a disposición judicial.

Droga decomisada en Motril. | Foto: Policía Nacional


image_print

La Policía Nacional ha detenido en Motril -Granada- a dos personas, un hombre de 44 años y una mujer de 33, y se han incautado de 620 kilos de hachís ocultos en una furgoneta con dobles fondos, habilitados en la caja y la cabina del vehículo. Los arrestados transportaban el estupefaciente en pequeños paquetes desde Marruecos hasta Almería cuando fueron interceptados, informa la Policía en una nota.

Las investigaciones se iniciaron cuando los agentes recibieron información sobre un posible transporte de hachís que tendría su origen en Marruecos y cuyo destino final estaría en la provincia de Almería. Las primeras pesquisas confirmaron que la droga procedía del norte de África y permitieron averiguar que los responsables de suministrar el estupefaciente y de financiar su distribución eran personas de origen marroquí.

También se averiguó que la primera parte del transporte del estupefaciente se realizaba vía marítima, a bordo del ferry que une Melilla con Almería, y que una vez en la península la mercancía se trasladaba hasta un lugar “seguro” en la provincia de Granada, donde otros miembros de la organización se encargarían de extraer el hachís de los habitáculos preparados en el vehículo para su ocultación y transporte.

Finalmente, después de realizar numerosas indagaciones, los agentes averiguaron cuándo iban a realizar el transporte y lograron interceptar el vehículo empleado a tal efecto, deteniendo al conductor del mismo, un hombre de 44 años de edad, vecino de Salobreña. Tras una minuciosa inspección, los policías hallaron ocultos en el interior de la caja de la furgoneta y en la cabina, un total de 620 kilogramos de hachís distribuidos en placas independientes y en pequeños paquetes diseñados al efecto. Días más tarde se detuvo a la mujer que colaboraba con él, de 33 años y natural de Barcelona. La investigación ha sido llevada a cabo por agentes de la Udyco de la Comisaría de Torremolinos-Benalmádena junto con el Grupo de Estupefacientes de la Jefatura Superior de Melilla y el Grupo I de Estupefacientes de la Comisaría Provincial de Almería.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *