Viernes, 20 Octubre, 2017

            

Imputan a dos personas por el incendio de Gualchos extinguido tras seis días activo

Como consecuencia del incendio, la Guardia Civil puso en marcha una investigación penal sobre el suceso, al tiempo que los técnicos de Medio Ambiente intentan concretar los daños



image_print

La Guardia Civil, al frente de la investigación penal sobre el incendio forestal declarado entre los términos de Gualchos y Lújar (Granada) y que se dio por extinguido este martes tras seis días activos, ha imputado a dos personas por este fuego, que ha afectado a unas 2.000 hectáreas, según la primera evaluación de los medios del dispositivo andaluz contra incendios, Plan Infoca.

Fuentes de la investigación han señalado a Europa Press que los agentes de la Guardia Civil han imputado a dos personas por el incendio, en concreto, al responsable en la costa granadina de la compañía distribuidora de la red eléctrica y al responsable de la empresa subcontratada en la zona para el mantenimiento del tendido eléctrico.

Como consecuencia del incendio, la Guardia Civil puso en marcha una investigación penal sobre el suceso, al tiempo que los técnicos de Medio Ambiente intentan concretar los daños, la afección y el tipo de masa forestal dañada por las llamas, que se originaron el miércoles de la semana pasada.

Según las citadas fuentes, la investigación del Instituto Armado sobre las posibles causas y responsables del incendio no está cerrada, si bien, se ha determinado la imputación de estas dos personas por su presunta relación con este suceso.

Ahora, el Instituto Armado dará traslado de la investigación a la administración judicial para que se haga cargo del caso.

El Plan Infoca dio por extinguido este martes el incendio, que ha contado con un gran despliegue de efectivos de la Junta de Andalucía y del Gobierno en las tareas de extinción y que llegó a provocar el desalojo de más de 620 de personas de Lújar y de otras localidades y zonas rurales de la zona.

El dispositivo Infoca ya realizó una estimación provisional sobre la superficie afectada, apuntando unas 2.000 hectáreas de pinos, alcornoques y monte bajo.

Sobre las posibles causas, una chispa de un cable de alta tensión sobre un árbol o planta pudo ser el origen del incendio que se declaró el pasado miércoles, según señaló el subdelegado del Gobierno en Granada, Santiago Pérez, que indicó que los especialistas barajan esa hipótesis como la principal, aunque no descartan que fuera la consecuencia de algún fuego descontrolado por un comportamiento negligente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *