Martes, 17 enero, 2017

Igualdad y Políticas Sociales destina 42 millones de euros en convocatorias de ayudas a programas de atención a la población más desfavorecida

Sánchez Rubio adelanta que estas primeras subvenciones sociales ascienden a 31 millones orientadas a personas mayores, personas con discapacidad e instituciones y entidades que trabajan con colectivos vulnerables

Igualdad_009
Foto: Archivo GD
Gabinete


image_print

La Consejería de Igualdad y Políticas Sociales destina este año 42 millones de euros en convocatorias de ayudas a programas de atención a la población más desfavorecida. El BOJA publicó ayer la primera convocatoria de estas subvenciones que ascienden a 31 millones de euros y se dirigen a entidades públicas y privadas y a personas y colectivos que precisan de una prestación o programa para cubrir sus necesidades específicas.

La consejera del ramo, María José Sánchez Rubio, ha destacado que en esta convocatoria se han excluido algunas líneas, que serán objeto de una convocatoria posterior. Es el caso de las subvenciones destinadas al apoyo de la red de solidaridad y garantía alimentaria, por ser objeto de una regulación específica. También, las dirigidas específicamente a la Comunidad Gitana y a la atención y prevención de las drogodependencias y adicciones, por ser cofinanciadas por transferencias finalistas del Estado “de las que el Gobierno de la Nación aún no ha concretado la posibilidad de su disposición”, ha advertido Sánchez Rubio.

La suma de todas estas convocatorias ascenderá a más de 42 millones de euros (el 81% con financiación exclusiva de la Junta de Andalucía), “como ya comprometimos en los presupuestos de este ejercicio”, ha señalado la consejera.

Durante la presentación de esta primera convocatoria, Sánchez Rubio ha informado que “hoy presentamos una convocatoria abierta de subvenciones en régimen de concurrencia competitiva en el ámbito de personas mayores, personas con discapacidad, formación de jóvenes en situación de vulnerabilidad, comunidad gitana, personas migrantes, personas sin hogar, atención en materia de drogodependencias y adicciones, para intervención en zonas con necesidades de transformación social y acción social y voluntariado, cubriendo por tanto a la población más vulnerable y que más está sufriendo las consecuencias de la crisis económica“.

Las subvenciones van dirigidas a los colectivos más vulnerables por diferentes vías. La primera de ellas, de forma directa, pudiendo ser perceptoras de las mismas a través de subvenciones individuales las personas mayores (accediendo a ayudas que le faciliten la adquisición, renovación y reparación de prótesis y órtesis dentales), las personas con discapacidad (mediante subvenciones para la adaptación de vehículos a motor,  adquisición, renovación y reparación de prótesis y órtesis, otros productos de apoyo para personas con discapacidad, así como para la atención de los gastos de desplazamiento  al centro residencial o de día al que deban asistir), y por último los jóvenes en situación de vulnerabilidad, facilitándoles el acceso a la formación o su continuidad, con ayudas para gastos de matriculación, gastos de desplazamiento, adquisición de libros y material didáctico, gastos de actividades formativas y culturales y adquisición de material informático.

En segundo lugar, a través de las Corporaciones Locales, bien sean Ayuntamientos, Diputaciones, Consorcios y Mancomunidades, que podrán ser perceptoras de subvenciones destinadas a la financiación de programas que tengan como finalidad mejorar las condiciones de vida de las personas migrantes y el fomento de la inclusión social de las personas inmigrantes residentes en Andalucía; el mantenimiento de albergues y servicios de acogida temporales donde se desarrollen campañas agrícolas o de temporada o en núcleos de ésta donde la especial afluencia de personas trabajadoras desplazadas no pueda ser atendida por los servicios de acogida normalizados; proyectos de actuación integral en zonas con necesidades de transformación social, y fundamentalmente en las zonas en las que se aprecien problemas de elevados índices de absentismo y fracaso escolar, altas tasas de desempleo, significativas deficiencias higiénico-sanitarias y fenómenos de desintegración social.

La tercera vía es a través de entidades privadas sin ánimo de lucro cuyo fin social sea la realización de actuaciones a favor de los colectivos más desfavorecidos, financiando, entre otras, personas emigrantes temporeras, personas emigrantes retornadas, personas emigrantes andaluzas residentes en el exterior, comunidad gitana, personas inmigrantes, así como otros colectivos con necesidades especiales, como personas sin hogar, personas reclusas o ex reclusas, personas en riesgo o en situación de exclusión social, personas afectadas por explotación sexual o personas afectadas por el Síndrome de inmunodeficiencia adquirida y en riesgo o en situación de exclusión social.

Por otra parte, también se financia a entidades privadas sin ánimo de lucro la realización de Intervenciones en Zonas con Necesidades de Transformación Social, la realización de programas de acción voluntaria organizada dirigidos a la sociedad, al voluntariado y a las propias entidades de voluntariado que se realicen en el ámbito andaluz.

Y la cuarta vía, a través de las Universidades Públicas andaluzas mediante la concesión de subvenciones destinadas a la formación de personas mayores a través de programas de formación científica, cultural, tecnológica y social. Así mismo, al fomento de prácticas y experiencias intergeneracionales incluyendo la promoción del alojamiento de jóvenes universitarios con personas mayores.

El plazo general para la presentación de las solicitudes es de 30 días naturales a contar desde el viernes 1 de abril, y la resolución de la convocatoria se producirá en el plazo máximo de tres meses desde la finalización del plazo de presentación de solicitudes.

Durante su intervención, Sánchez Rubio ha puesto en valor “el trabajo, colaboración y compromiso reciproco de la Junta de Andalucía y las Entidades participantes en el desarrollo y ejecución de los programas y actuaciones contemplados en la convocatoria”.

Finalmente, la responsable de las políticas sociales en Andalucía ha destacado que “las actuaciones de la Consejería de Igualdad y Políticas Sociales dirigidas a sectores más desfavorecidos de la población andaluza no se limita ni mucho menos a las convocatorias anuales de subvenciones, dado que tanto desde la propia Consejería como desde el Instituto Andaluz de la Mujer, el Instituto Andaluz de la Juventud o la Agencia de Servicios Sociales y Dependencia de Andalucía, se desarrollan programas que atienden a las personas desfavorecidas y  se colabora con entidades, tanto públicas como privadas, que llevan a cabo programas y actuaciones con estas personas, tanto a través de convenios, conciertos como subvenciones”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *