Viernes, 24 Noviembre, 2017

            

Ignacio González se queda fuera desgastado por las sospechas del ático de Marbella

Era una de las decisiones políticas más esperadas



image_print

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, se ha decantado por Esperanza Aguirre como candidata del PP al Ayuntamiento de Madrid para las elecciones del 24 de mayo, mientras que la actual delegada del Gobierno en Madrid, Cristina Cifuentes, encabezará la lista del partido a la Comunidad, dejando fuera de la carrera electoral al actual presidente autonómico, Ignacio González.

La decisión se ha aprobado formalmente a última hora de la tarde en el Comité Electoral Nacional tras una maratoniana reunión de más de seis horas en la que también se ha dado luz verde a otras candidaturas, como la de Alberto Fabra para la Comunidad Valenciana; Pedro Antonio Sánchez para Murcia; Australia Navarro en Canarias; Ana Beltrán en Navarra; Juan José Imbroda en Melilla; y José Ramón Bauzá en Baleares, entre otros.

UNA SEMANA MARCADA POR EL CASO DEL ÁTICO

En los últimos meses, Ignacio González había expresado públicamente en varias ocasiones su deseo de encabezar la candidatura del PP en Madrid, una opción que empezó a debilitarse a comienzos de semana cuando el diario ‘El Mundo’ publicó que González había pedido ayuda a dos policías para ocultar el caso de su ático en Marbella.

El propio González compareció para “desmentir” esa información en una rueda de prensa en la que denunció un “chantaje” policial, al tiempo que habló de una operación para impedir que fuera el cabeza de cartel del PP. Pese a sus continuas declaraciones intentado presionar para que este asunto no influyera en su designación, la mayoría de los cargos del PP marcaron distancias con el presidente madrileño, al que veían “políticamente muerto”, según fuentes ‘populares’.

Rajoy ha optado finalmente por Cifuentes, cuyo nombre aparecía en las quinielas desde hacía meses y que en este momento no tiene detrás ningún caso como el que afecta a González que puede ser utilizado por la oposición como arma electoral durante los próximos dos meses de campaña.

Sin embargo, en el cuartel general de los ‘populares’ ya cuentan con que los casos de corrupción que han salpicado al partido estos años, como la trama Gürtel, el ‘caso Bárcenas’ o la llamada ‘Operación Púnica’, saltarán al tablero electoral en la campaña sacados a relucir por los demás partidos.

RAJOY Y GONZÁLEZ, UNA RELACIÓN DISTANTE

La relación entre Rajoy y González nunca ha sido buena y, de hecho, el actual presidente madrileño se enfrentó con el jefe del Ejecutivo en un Comité Ejecutivo en 2008 cuando Aguirre aspiraba a convertirse en presidenta del PP. En los últimos años, había mejorado la comunicación gracias a la labor de la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, que guarda una buena relación de amistad con González.

Pese a que Esperanza Aguirre le brindó públicamente su apoyo hace un par de días, fuentes ‘populares’ han apuntado que la relación entre ambos también se ha enfriado en los últimos meses.

AGUIRRE CONTROLA EL PP DE MADRID

La actual presidenta del PP madrileño ha confesado en más de una ocasión que una de sus aspiraciones personales era convertirse en alcaldesa de Madrid. Y ella misma había expresado reiteradamente en público su disposición para ser candidata del PP al Ayuntamiento en las elecciones de mayo. “La pelota no está en mi tejado”, repitió hace dos semanas ante los periodistas antes de entrar en el Comité Ejecutivo Nacional del PP.

Pese a ese ofrecimiento reiterado, Rajoy había optado por el hermetismo más absoluto y zanjaba el tema con escuetas respuestas del tipo “no toca”. Al final se ha decantado por Esperanza Aguirre consciente de que ella controla en este momento el PP de Madrid, del que es presidenta.

De hecho, fuentes del partido admiten que dejar fuera del cartel electoral tanto a Aguirre como a González le habría complicado a Rajoy la movilización del PP en un momento en que los ‘populares’ buscan recuperar a los votantes abstencionistas que se quedaron en casa en las elecciones europeas de 2014.

PODEMOS Y CIUDADANOS EN EL PARLAMENTO MADRILEÑO

Si hasta ahora el principal rival del PP en Madrid era el PSOE, tanto Cifuentes como Aguirre no tendrán como único adversario a los socialistas (con Antonio Miguel Carmona al Ayuntamiento y Ángel Gabilondo a la Comunidad), sino que se enfrentan a nuevas fuerzas como Podemos y Ciudadanos, sin representación en este momento en el Parlamento autonómico.

En las últimas semanas han sido frecuentes los cruces de acusaciones entre el partido de Pablo Iglesias y Aguirre. En cualquier caso, el principal temor en el PP está en la formación de Albert Rivera, en tendencia ascendente en todas las encuestas. “Ciudadanos es el Podemos del PP”, resumía gráficamente esta semana en privado un cargo ‘popular’.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *