Martes, 25 de Septiembre de 2018

            

Identifican las células madre que ayudan a regenerar el tejido pulmonar

Algunos órganos, como el intestino, cambian todo el revestimiento epitelial cada cinco días, pero este proceso en órganos como el pulmón es más lento

EP


image_print

Investigadores de la Facultad de Medicina Perelman de la Universidad de Pensilvania, en Estados Unidos, han identificado una célula madre de pulmón que repara el compartimento de intercambio de gases del órgano. Estos expertos aislaron y caracterizaron estas células progenitoras de los pulmones de ratón y humanos y demostraron que son esenciales para reparar el tejido pulmonar dañado por la gripe grave y otras dolencias respiratorias.

El desarrollo del pulmón, o sistema pulmonar, es una adaptación evolutiva a la vida en la tierra. Los pulmones son esenciales en la mayoría de los animales grandes para una existencia terrestre. Su estructura compleja, que está dictada en parte por su integración con el sistema cardiovascular, los convierte en un órgano interesante pero difícil de estudiar desde la perspectiva de la medicina de regeneración. Además, la enfermedad pulmonar es una de las principales causas de muerte en el mundo, superada solo por las patologías cardiovasculares y el cáncer.

“Uno de los lugares más importantes para comprender mejor la regeneración pulmonar es en los alvéolos, los pequeños nichos dentro del pulmón donde el oxígeno es absorbido por la sangre y se exhala el dióxido de carbono –explica Morrisey–. Para comprender mejor estas delicadas estructuras, hemos estado mapeando los diferentes tipos de células dentro de los alvéolos. Comprender las interacciones célula-célula debería ayudarnos a descubrir nuevos jugadores y vías moleculares a las que apuntar para futuras terapias”.

Los autores de este análisis examinaron las células epiteliales que recubren las superficies de los alvéolos de intercambio de gases pulmonares para determinar el comportamiento de las células madre que podría restaurar la función respiratoria normal después de una lesión grave causada por una infección de influenza o en enfermedades como la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC).

Mientras que algunos órganos, como el intestino, cambian todo el revestimiento epitelial cada cinco días mediante la actividad de un linaje de células madre residentes, los órganos como el pulmón presentan un recambio muy lento y contienen células madre que se activan solo después de la lesión para regenerar el tejido dañado.

 


Comments

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.