Martes, 26 Septiembre, 2017

            

Identifican en el bazo un tipo de células inmunológicas claves para el desarrollo de vacunas

n el hallazgo, publicado en la revista 'Nature Immunology', también han participado investigadores del Icahn School Medicine del Mount Sinai de Nueva York y del Riken Research Center for Integrative Medicine de Japón

Agencia


image_print

Investigadores del Instituto Hospital del Mar de Investigaciones Biomédicas (Imim) de Barcelona han identificado por primera vez en humanos la presencia en el bazo de un subtipo de células linfoides innatas esenciales para la producción de anticuerpos, lo que abre la puerta al diseño de vacunas más eficaces contra enfermedades como la meningitis y la neumonía.

En el hallazgo, publicado en la revista ‘Nature Immunology’, también han participado investigadores del Icahn School Medicine del Mount Sinai de Nueva York y del Riken Research Center for Integrative Medicine de Japón, ha informado el Imim en un comunicado.

Las células linfoides innatas, descubiertas recientemente por la comunidad científica, son la primera línea de defensa inmunológica de las superficies del cuerpo humano más expuestas a bacterias, como el intestino y la piel.

Por primera vez, los investigadores del Imim han descrito también su presencia en el bazo en humanos y cuál es su función, lo que permitirá identificar nuevas estrategias para el desarrollo de vacunas más eficaces contra las bacterias encapsuladas, consideradas muy virulentas y causantes de la muerte de millones de niños cada año.

Las vacunas disponibles actualmente contra este tipo de bacterias confieren una protección “limitada” en individuos inmunodeficientes, y resultan demasiado caras para su uso en países en vías de desarrollo, ha explicado el responsable del equipo de investigación, Andrea Creutti.

Para llevar a cabo el estudio, se han realizado estudios ‘in vitro’ con células aisladas de muestras de bazo humano y estudios ‘in vitro’ con diferentes modelos de ratones, lo que ha permitido detectar la presencia de estas células y su funcionamiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *