Sábado, 25 Marzo, 2017

Identificado el conductor implicado en el accidente en el que falleció una embarazada

La Guardia Civil de Tráfico de Granada fue la encargada de investigar las causas del accidente y de identificar al conductor del vehículo que, después de irrumpir en la autovía, huyó.

Foto: Archivo GD
E.P


image_print

La Guardia Civil ha identificado y puesto a disposición judicial al conductor que el 17 de diciembre estuvo implicado en un accidente de circulación en la A-92 en el que murió una mujer de 32 años que estaba embarazada.

El conductor era un ciudadano marroquí de 32 años que actualmente reside en una pequeña localidad de la provincia de Toledo y que la noche del accidente viajaba hacia Marruecos a pasar la Navidad, según informa en un comunicado el Instituto Armado.

El accidente se produjo a las 20,30 horas en el kilómetro 239,900 de la A-92 en sentido Sevilla y el vehículo del investigado supuestamente irrumpió en la autovía de repente, lo que provocó que un camión colisionara con el turismo en el que viajaba la mujer fallecida.

La Guardia Civil de Tráfico de Granada fue la encargada de investigar las causas del accidente y de identificar al conductor del vehículo que, después de irrumpir en la autovía, huyó.

Los agentes han corroborado que inmediatamente después de que ocurriera el accidente, un vehículo similar al descrito por los testigos, un turismo de color oscuro con una baca cargada de bultos, fue captado por las cámaras de seguridad de la gasolinera próxima al lugar del accidente.

Los agentes sospecharon que, por el tipo de carga que transportaba en la baca, podía tratarse de un conductor magrebí que se dirigiera al norte de África a pasar la Navidad. Pensaron también que pudiera encaminarse a Málaga, Algeciras o Tarifa, por lo que dirigieron sus pesquisas a las vías que recorren estos conductores hacia los puertos de estas ciudades para intentar identificar el turismo.

En el centro de control de la autopista AP-46 de Las Pedrizas, en la provincia de Málaga, la Guardia Civil localizó nuevamente el vehículo y averiguó que llevaba matrícula española y que el propietario era un ciudadano marroquí que actualmente residía en la provincia de Toledo.

Finalmente, el pasado 27 de enero, la Guardia Civil de Tráfico localizó al conductor del vehículo y al preguntarle por lo ocurrido, señaló que fue testigo del accidente pero que no paró porque “no le concernía”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *