Lunes, 11 Diciembre, 2017

            

Honolulu indemniza con 80.000 dólares a una pareja de lesbianas tras ser perseguidas por un beso en público

La abogada de la pareja ha afirmado que están "encantados con los resultados"

Policía de Hawai | Foto: E.P.
E.P.


image_print

El Ayuntamiento de Honolulu, en Hawái, ha llegado a un acuerdo extrajudicial para indemnizar con 80.000 dólares (más de 71.000 euros) a una pareja de lesbianas que presentaron una demanda por discriminación tras ser agredidas y detenidas por un policía por darse un beso en un supermercado, ha inforado la KHON-TV, filial hawaiana de la cadena Fox.

Courtney Wilson y Taylor Guerrero presentaron la demanda el año pasado acusando a un policía de Honolulu de discriminación, agresión con lesiones y violación de las derechos de la Cuarta Enmienda de la Constitución estadounidense, que protege de detenciones arbitrarias.

En marzo de 2015 Wilson y Guerrero se encontraban de vacaciones en Oahu, la isla más poblada de Hawái, cogidas de la mano mientras compraban en un supermercado en Pupukea, explica la demanda. La pareja denunció que el policía de Honolulu, Bobby Harrison, que se encontraba fuera de servicio aunque con el uniforme puesto, les dijo que fueran a comprar a otro sitio tras ver cómo una le daba un beso a la otra en la mejilla. La pareja alegó que posteriormente les echó de la tienda y pidió al gerente de la misma que pusiera un aviso para impedirles la entrada.

La denuncia señala que Harrison “detuvo de forma forzada” a Wilson para impedirle salir de la tienda, por lo que ella llamó al número de emergencias. También demanda al agente por tirar a Guerrero al suelo y golpear a Wilson.

Posteriormente ambas mujeres fueron arrestadas e imputadas por agresión a un agente de la ley, a pesar de que los cargos fueron posteriormente desestimados sin derechos a un nuevo juicio.

“Estamos encantados con los resultados”, ha señalado la abogada de la pareja, Della Au Belatti. “Nuestras clientas están muy contentos. Queremos que este desafortunado incidente sea olvidado y que la pareja continúe con su vida”, explicó.

“Espero que podamos aprender de esto como comunidad, igual que han hecho nuestras clientes, y seguir adelante porque Hawai es un bonito lugar para visitar. Por eso queremos dar la bienvenida a todos los visitantes”, añadió la abogada.

El acuerdo extrajudicial todavía debe ser aprobado por el Consejo de la ciudad de Honolulu. Por su parte, Harrison dimitió el pasado año, según informó el Departamento de Policía de Honolulu.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *