Domingo, 26 Marzo, 2017

Historias de precariedad de las camareras de pisos

UGT y CCOO presentan en Granada el libro “Las que limpian los hoteles”

Presentación del libro esta tarde en Granada |Autor: Gabinete
Gabinete


image_print

Esta tarde se ha presentado el libro Las que limpian los hoteles, Historias ocultas de precariedad laboral, escrito por el investigador Ernest Cañada. Esta publicación es una iniciativa de Alba Sud y la Rel-UITA, con la colaboración de CCOO y UGT, en el marco de la campaña internacional por la dignificación de las condiciones laborales de la camareras de piso promovida por la UITA.

Las camareras de piso, dedicadas básicamente a la limpieza de habitaciones, son uno de los colectivos más importantes de las plantillas de los hoteles. Sin embargo, son prácticamente invisibles para la mayoría de los huéspedes. Durante la crisis económica su trabajo se ha precarizado profundamente. Las condiciones de contratación se han deteriorado, y ha aumentado el trabajo a tiempo parcial, eventual y las subcontrataciones. La carga de trabajo, los ritmos acelerados y las presiones han llegado a extremos que están poniendo en riesgo su salud física y psíquica.

La sobrecarga laboral, con ritmos de trabajo además muy intensos, el deterioro de la salud, y una disminución salarial de entre el 30 y el 40 por ciento, son algunas de las principales problemáticas que afectan al colectivo de las camareras de pisos en la industria hotelera granadina. A eso se suma el bloqueo de la negociación del Convenio Colectivo provincial por parte de la patronal del sector, que permitiría actualizar sus condiciones laborales y mejorarlas sensiblemente. Así lo refleja el libro “Las que limpian los hoteles. Historias ocultas de precariedad laboral”, del investigador especializado en turismo Ernest Cañada, coordinador del centro de investigación y comunicación Alba Sud, que reúne la historia de 26 mujeres que presentan un relato sobre la situación actual de este colectivo, y que se ha presentado esta tarde en una jornada organizada por CCOO y UGT de Granada, sobre la degradación de las condiciones laborales de las camareras de piso.

Este libro es sólo una pieza más en un esfuerzo colectivo por dignificar y mejorar las condiciones laborales de las camareras de piso. Fortalecer el empoderamiento de las trabajadoras y trabajadores del sector turístico es fundamental si aspiramos a otro turismo posible. Este es el sentido de la disputa y la apuesta por otro turismo.

Para el responsable de Política Institucional de la Federación de Servicios de CCOO, Gonzalo Fuentes, parece increíble pero cierto que a pesar del buen momento que vive el sector hotelero español y especialmente en Granada, haya una parte de sus empresas practicantes de un capitalismo depredador más propio del pasado que de la modernidad que pese a todo dicen representar.

La pretensión de estas empresas, ha explicado el representante sindical, está clara: dividir a las camareras de pisos según sean fijas, temporales, trabajen para empresas externas o no, sean antiguas o nuevas y separarlas del resto de la plantilla. Apartarlas de la negociación colectiva, dificultar su organización en los sindicatos, aumentar sus beneficios a costa de una mayor explotación. Y ello probablemente con un objetivo que ya es más una amenaza real que teórica, llegar a los “hoteles virtuales” sin plantilla propia, ha terminado Fuentes (CCOO). Para este colectivo de camareras de piso y para todas las personas que trabajan en un hotel, CCOO reclama la aplicación del convenio de Hostelería.

“Las que limpian los hoteles” es un libro escrito con sentimiento, pero es sobre todo un libro escrito “desde el sentimiento” de las compañeras protagonistas, de sus problemas cotidianos de salud, de organización del trabajo, de empleo, de salarios o de sus frustraciones y temores, pero también de sus reivindicaciones, de su orgullo por un trabajo que quieren bien hecho, de sus esperanzas y de su rebeldía, ha terminado Fuentes (CCOO).

Por su parte, como ha explicado Antonio Jesús Zarza, Secretario General de la Federación de Servicios para la Movilidad y el Consumo (SMC) de UGT Granada, una de las principales problemáticas que sufren estas trabajadoras es la sobrecarga de trabajo. El de las camareras de piso es un trabajo muy físico, muy repetitivo para los músculos y los huesos, recuerda el representante sindical, y en muchos casos, estas mujeres se tienen que medicar para poder empezar la jornada laboral, denuncia Zarza (UGT) El ugetista advierte además que el desgaste físico es tal, que sólo una minoría de estas trabajadoras puede jubilarse a la edad que les corresponde, así que tienen que hacerlo antes o dejar el trabajo. En muchos casos, apunta, si es menor de 55 años sólo les queda el 55% del salario, y eso si consiguen que se les reconozca la invalidez. No les da para poder vivir, ha dicho el representante de UGT.

Pero el desgaste físico no es el único problema que padece este colectivo, apunta. La externalización de este tipo de servicios ha golpeado al sector, porque ahora los hoteles pueden subcontratar empresas multiservicios para gestionar áreas como la limpieza o el mantenimiento, y devaluar el salario de las trabajadoras, que pueden llegar a cobrar 750 euros al mes por jornadas laborales de más de nueve horas, denuncia el representante de UGT. Además, se les imponen a las trabajadoras ratios de número de habitaciones muy elevados, que son imposibles de cumplir en una jornada de cuatro o cinco horas para las que están contratadas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *