Miércoles, 13 Diciembre, 2017

            

Hay estrellas más allá de las Perseidas

En los meses de octubre, noviembre y diciembre volveremos a disfrutar de lluvias de estrellas

Foto: Pexels
Redacción GD


image_print

Este pasado fin de semana el cielo se sintió más observado que nunca, y es que una gran cantidad de personas decidió dejar de mirar sus teléfonos móviles y sus dispositivos digitales para mirar al cielo. Aunque, todo sea dicho,  muchos de estos aficionados a la astronomía emplearon estos aparatos para grabar o sacar fotografías de lo que acontecía. El motivo por el que levantamos la vista de lo cotidiano fue la lluvia de astros denominada Perseidas o Lágrimas de San Lorenzo.

La noche de las Perseidas es, cada verano, una fecha señalada en el calendario por todos los amantes de la astronomía pero también por los cientos de curiosos que se acercan a lugares cómodos para poder observarlas. Y es que desde el principio de los tiempos, los humanos han sentido siempre una fascinación especial por los astros y el universo, algo de lo que ya dejó constancia uno de los reyes más importantes de España, Alfonso X El Sabio. El monarca, famoso por su aportación al mundo de las letras con obras propias como las Cantigas de Santa María o el Libro de los juegosconsiderado como el primer tratado de juegos de la época, cuenta en su haber con una obra dedicada al campo de la astronomía. Se trata de su Libro del saber de astronomía, un tratado medieval en el que recoge una gran cantidad de referencias sobre la colocación de las estrellas y los métodos que se utilizaron para localizarlas.

Si eres de los pocos que no se han enterado de esta lluvia de estrellas o no has podido disfrutar de ella no entres en pánico ya que a lo largo del año hay otros acontecimientos del mismo estilo y que no tienen tanta repercusión en los medios.

Uno de estos fenómenos es el de las Oriónidas, que deben su nombre a Orión, ya que forma parte de esta constelación. Los meteoros pertenecen al cometa Halley, concretamente a los desechos polvorientos de este conocido cuerpo celeste. Cuando estos desechos chocan con la atmósfera terrestre es el momento en el que comienza la lluvia de meteoros, siendo, según algunos expertos de la NASA, una de las más bellas. La media de meteoros en esta lluvia es de veintitrés por hora y se pueden apreciar a simple vista, sin la necesidad de un telescopio, siendo el mejor momento para ver este espectáculo los días 21 y 22 de octubre de este mismo año, unas cuantas horas antes de la salida del sol.

Otra lluvia de meteoros que podremos ver antes de que finalice el año son las denominadas Leónidas, que pertenecen a la constelación Leo y que tienen su apogeo entre los días 17 y 18 de noviembre. La lluvia de estrellas se produce a causa del polvo del cometa Tempel-Tuttle y promedia 20 meteoros la hora. En el caso de las Leónidas es importante remarcar que cada treintaitrés años tienen un pico de intensidad siendo así más fáciles de ver.

La última lluvia de estrellas de la que podremos disfrutar servirá para ponerle el punto y final al año 2017, ya que se producirá entre los días 13 y 14 de diciembre. Son las denominadas Gemínidas, porque pertenecen a la constelación de Géminis y junto con las Perseidas y las Cuadrántidas son las que más meteoros por hora tienen, ya que oscilan entre los 100 y los 120. La lluvia se produce a causa del asteroide 3200 Faetón.

Para no perderse ninguna de estas citas con el cielo solo hay que estar atento al calendario y llevar una silla y una manta ya que los próximos meses en los que podremos disfrutar de este bello momento será cuando el frío apriete.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *