Lunes, 16 enero, 2017

“Hay 10 mujeres en situación de dependencia por cada 8 hombres”, según el coordinador del Plan de Envejecimiento Activo

Este experto participa en el primer Encuentro Regional sobre Envejecimiento y Dependencia que se celebra en Castilleja de la Cuesta

mayores
E.P.


image_print

“Hay diez mujeres en situación de dependencia por cada ocho hombres”. Éste es uno de los datos del perfil actual de las personas dependientes en Andalucía aportado por el coordinador del Plan Envejecimiento Activo y de Estrategias y Planes Integrales de Salud de la Consejería de Salud y Bienestar Social de la Junta de Andalucía, Juan Manuel Espinosa Almendro. Según ha explicado en el primer Encuentro Regional sobre Envejecimiento y Dependencia que se celebra hasta este jueves en Castilleja de la Cuesta (Sevilla), la mayoría de los dependientes pertenecen a un entorno rural, “ya que el 50 por ciento de las localidades con una población inferior a 20.000 habitantes, son personas mayores de 65 años”. Por otro lado, Espinosa, destaca también que el nivel socioeconómico es bajo y que la percepción de enfermedad en la mujer es mayor que la del hombre.

Por su parte, el experto en Gerontología y Envejecimiento Activo, director del Instituto de Formación en Gerontología y Servicios Sociales, Gonzalo Berzosa Zaballos, ha destacado en su intervención que existen muchas formas de envejecer, puesto que es un proceso individual. “Envejecer activamente requiere un proceso social y la vejez no es sinónimo de enfermedad”, explica Berzosa. De este modo, recuerda que el envejecimiento no sólo depende de la carga genética, sino que es fruto de la biografía de cada uno de nosotros. “Hay que prepararse para ser mayores y afrontar un envejecimiento activo”, apostilla.

El primer Encuentro Regional sobre Envejecimiento y Dependencia que se está celebrando estos días no solo está reflexionando sobre la situación actual en Andalucía de la población mayor y dependiente, sino de los retos y las necesidades que se plantean. En este sentido, la trabajadora social del Ayuntamiento de Castilleja de la Cuesta Ana Leal, que ha participado esta tarde en la mesa redonda ‘Análisis por parte de los profesionales de los servicios de interés general’, en la que ha estado acompañada por otras trabajadoras sociales de Mairena del Aljarafe, Santiponce, San Juan de Aznalfarache y Gelves, ha explicado que uno de los retos actuales es informar a los ciudadanos que la Ley de Dependencia “no ha desaparecido, sino que se han producido modificaciones, en parte, por las variaciones presupuestarias establecidas por el Gobierno central”.

“Se ha producido un parón administrativo, aunque las trabajadoras sociales continuamos desempeñando nuestra labor con aquella personas que ya están reconocidas como grandes dependientes y dependientes severos”, ha añadido. La trabajadora social ha recordado que “la mayoría de las solicitudes para la Ley de Dependencia presentadas desde 2011, están pendientes de valoración”.

“HAY QUE DAR RESPUESTA AL PRIMER NIVEL DE LA LEY DE DEPENDENCIA”

Para Ana Leal uno de los retos que se plantea el sector es unificar criterios en los procesos que llevan a cabo los trabajadores sociales, teniendo en cuenta siempre que cada persona precisa una atención individualizada”. Leal recuerda también que el perfil de dependiente está cambiando y que ya no sólo se trata de una persona mayor con problemas de movilidad. Así, ha planteado que otro de los retos es dar respuesta al primer nivel de la Ley de Dependencia, del que aún no se han producido valoraciones y que está ya sin desarrollar.

MACROSAD

El primer Encuentro Regional sobre Envejecimiento y Dependencia está organizado por Macrosad Grupo Empresarial Coopertativo y por el Ayuntamiento de Castilleja de la Cuesta, con la colaboración de la Junta de Andalucía, la Diputación Provincial de Sevilla, Ayuntamiento del Aljarafe, organizaciones sectoriales y profesionales del ámbito público y privado.

El director general de Macrosad, Andrés Rodríguez, recuerda que el Grupo Empresarial Cooperativo cuenta con una plantillas de unos 1.500 empleados, unas puntaciones en torno a 8,5 – 8,9 (sobre 10) de satisfacción de sus clientes, y una contribución al erario público de cinco millones de euros. Macrosad fue fundada en 1994 y el año pasado atendió a 6.700 usuarios andaluces. La filosofía que inspira a Macrosad, empresa líder en el sector andaluz de envejecimiento y dependencia, esta basada en su propia experiencia y en el conocimiento de su caudal humano. Como entidad de economía social entiende que sus prioridades deben ser la generación de empleo saludable y la creación de riqueza, así como la generación de conocimiento en el campo de los Servicios Sociales, teniendo como pilar básico de su trabajo la innovación.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *