Martes, 28 Marzo, 2017

Happn: liga virtualmente con quien te gusta en el mundo real

Lamentablemente, lo que en tu cabeza es un plan de valor espartano que termina en una conversación llena de chistes, unas cuantas citas, "merengue, merengue" y, quizá, una bonita relación, se queda en una vuelta a casa.



image_print

Es la historia más vieja del mundo del “ligoteo”: falta valor en el “cara a cara”. Ejemplos: sales de fiesta con tus amigos y te dices: “este fin de semana le voy a echar narices y voy a entrar a esa chica o chico que me gusta en la discoteca”; o, “este lunes le pido una cita al compañero o compañera de la oficina con quien siempre me cruzo miraditas; o “hoy seguro que me pongo a hablar con ese mozo o moza de tan buen ver del gimnasio”; o “antes de que se marche de la fiesta le digo algo”.

Lamentablemente, lo que en tu cabeza es un plan de valor espartano que termina en una conversación llena de chistes, unas cuantas citas, “merengue, merengue” y, quizá, una bonita relación, se queda en una vuelta a casa con el rabo entre las piernas y promesas que la próxima vez sí que le vas a echar coraje al asunto. No te preocupes; nos pasa a todos. Bueno, a todos nos, pero a muchos sí.

Sin embargo, amigo y amiga que nos lees, para conseguir que triunfe el amor hay que romper la vergüenza. Quien quiera peces, que se moje el culo. Afortunadamente, las redes sociales y aplicaciones de mensajería llegaron para ponernos las cosas más fáciles, poder disparar muchas más flechas en todas direcciones y, claro, romper la vergüenza del cara a cara. Claro que la parte negativa son las dudas de la falta de contacto físico inicial.

¿Se corresponderá la foto con la realidad? ¿Será más bajito o bajita de lo que parece? ¿Me hará reír tanto en persona como por chat? ¿Habrá química real cuando nos veamos? Algunas de esas son las preguntas que se hacen muchos -y les frenan- a la hora de utilizar aplicaciones de ligoteo. Por eso, llevar el encuentro inicial en el mundo real, con sus miraditas y ‘feeling’ completamente reales, a una aplicación, suena como una buena idea. No nos engañemos: entrar a alguien a través del móvil no da tanta vergüenza como hacerlo en persona…

Happn es una aplicación que comenzó a funcionar en París a principios de este año y actualmente tiene 700.000 usuarios únicos tras saltar también a Londres, Berlín, Barcelona o Nueva York. Ahora llega a toda España. La interacción en happn empieza con una situación real fuera de la aplicación, en lugar de conectar a extraños basándose en cuestionarios o incluso en una sola foto. Primero hay que cruzarse en el “mundo real” para que un perfil aparezca en el muro del usuario mediante geolocalización.

La directora de relaciones con los medios de happn, Marie Cosnard, exponen la utilidad de la ‘app’ con un caso real: “En Francia conocemos de primera mano muchas historias que han acabado muy bien, como la de Pierre y Carole. Pierre conoció en una fiesta a Carole, pero no tuvo oportunidad de pedirle su contacto ya que ella tuvo que irse a otro sitio porque su mejor amiga pasó a buscarla. A la mañana siguiente, Pierre abrió happn y descubrió que el perfil de Carole estaba en su muro, así que comenzó a hablar con ella a través de la aplicación. Llevan ya cuatro meses saliendo juntos. Ahora, con el lanzamiento en España, esperamos que nos lleguen muchas historias similares”.

Por otra parte, hay cosas que no cambian. Los chicos suelen ser los que dan el primer paso para ligar con una chica y así vemos que resulta habitual ver que en fiestas o locales la entrada es gratuita para chicas y de pago para chicos. La idea es asegurar la presencia femenina y atraer la masculina. También ocurre mucho en redes sociales de contactos y Happn no es una excepción. Está disponible gratis en la App Store y Google Play, con todos sus servicios gratuitos para mujeres, pero… los hombres tienen la opción de comprar créditos para enviar Saludos y asegurarse de captar la atención.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *