Martes, 23 Mayo, 2017

Publicidad

Guía de la visión sana

Si sientes cansancio ocular por trabajar ante el ordenador o realizar trabajos de cerca puedes seguir la regla de levantarte del trabajo cada 20 minutos y mirar un objeto a unos metros de distancia.

Foto: E.P


image_print

Aunque no todas las enfermedades oculares pueden prevenirse, existen consejos simples que todo el mundo puede seguir para ayudar a sus ojos a mantenerse sanos y reducir las probabilidades de pérdida de visión en el futuro.

Con motivo de la Semana Mundial de la Visión, te traemos diez consejos de la Academia Americana de Oftalmología para mantener una visión saludable desde su web de información ocular dirigida a la población:

1. Utiliza gafas de sol

Las gafas de sol que bloquean los rayos ultravioleta retrasa el desarrollo de las cataratas, dado que la luz solar directa puede contribuir a su formación. Las gafas de sol evitan los daños en la retina, protegen la delicada piel de los párpados de arrugas y el cáncer de piel alrededor de los ojos. Deben emplearse las que frenan al 100% los rayos ultravioleta.

2. No fumes

El consumo de cigarrillos está asociado de forma directa a muchos efectos perjudiciales para la salud, incluyendo la degeneración macular asociada a la edad (DMAE). Los estudios muestran que los fumadores y los ex-fumadores tienen más riesgo de desarrollar DMAE que las personas que nunca han fumado. Los fumadores también tienen más riesgos de cataratas.

3. Come bien

Las deficiencias en vitaminas pueden alterar el funcionamiento de la retina. La creencia de que comer zanahorias mejora la visión tiene algo de cierto, pero una variedad de vegetales, en especial los de hoja verde deberían ser parte importante de la dieta. Los investigadores han descubierto que las personas que siguen dietas con altos niveles de vitaminas C, E, zinc, luteína, zeaxantina y ácidos grasos omega-3 son menos propensas a desarrollar DMAE precoz y avanzada.

4. Revisa tu visión

Los adultos sin signos o factores de riesgo de enfermedad ocular deberían pasar por una prueba básica ocular a los 40 años, el momento en el que los primeros signos y cambios asociados a una enfermedad ocular pueden comenzar a presentarse. Según los resultados de este análisis inicial, el oftalmólogo prescribirá los intervalos temporales para futuras revisiones de seguimiento. Si existen síntomas o antecedentes familiares de enfermedad ocular, diabetes o hipertensión deberías ver a un oftalmólogo para determinar la frecuencia que deberían tomar las revisiones.

5. Protege tus ojos

Es clave emplear protección ocular adecuada para evitar lesiones oculares durante la práctica deportiva y las reformas en casa, así como a la hora de hacer reparaciones, jardinería y limpieza. Para la mayoría de actividades en el hogar sería suficiente emplear unas gafas protectoras homologadas. La protección deportiva debe cumplir con los requisitos que se suelen establecer para la práctica de los distintos deportes.

6. Conoce sus antecedentes familiares

Muchas enfermedades oculares son familiares lo que aumenta el riesgo individual de padecerlas. Se espera que las asociadas a la edad como las cataratas, la retinopatía diabética, el glaucoma o la DMAE se incrementen de forma importante en los próximos años.

7. Busca una intervención precoz

La mayoría de enfermedades oculares graves, como el glaucoma o la DMAE, pueden tratarse de forma más sencilla y con éxito si se diagnostican y se tratan pronto. Si no se tratan, estas enfermedades pueden ocasionar graves pérdidas de visión y ceguera. Una intervención precoz presente puede prevenir una pérdida de visión posterior.

8. Conoce a tu especialista

Cuando se trata de la visión existen distintos especialistas a los que se puede visitar. Oftalmólogos, optometristas y ópticos juegan un importante papel en la atención a los ciudadanos. Sin embargo, cada nivel de formación y especialización es diferente. Asegúrate de ver al especialista adecuado para tu condición o tratamiento. Los oftalmólogos están especializados en todo el espectro del cuidado de los ojos.

9. Cuida tu uso de lentillas

Siga las instrucciones del especialista sobre el cuidado y uso de las lentes de contacto. El abuso de ellas, como dormir con las lentillas puestas cuando no están preparadas para ello, utilizar saliva o agua como solución para tenerlas húmedas, utilizar productos de limpieza caducados o utilizar lentillas desechables más tiempo del indicado para ello puede dar lugar a úlceras en la córnea, dolor grave e incluso pérdida de visión.

10. Mantente alerta ante la vista cansada

Si sientes cansancio ocular por trabajar ante el ordenador o realizar trabajos de cerca puedes seguir la regla de levantarte del trabajo cada 20 minutos y mirar un objeto a unos metros de distancia. Si la fatiga ocular persiste puede ser un signo de varios trastornos como ojo seco, vista cansada o cristales mal graduados. Visita a un oftalmólogo para determinar por qué se produce esta fatiga ocular y para recibir tratamiento adecuado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *