Viernes, 24 Marzo, 2017

¡Guerra a la flacidez!

Los aspectos en los que hay que incidir para tener un aspecto más joven son: hidratación, arrugas, flacidez, tono y textura de la piel



image_print

Nos cuidamos más, hay más conocimientos e información, más centros estéticos, más cosmética y aunque no debemos quedarnos en la belleza exterior no se puede dudar que cuando nos levantamos y el espejo nos devuelve una imagen más atractiva de nosotros mismos, ese día salimos con una actitud distinta de casa.

Según explica a Infosalus Myriam Yébenes, directora del Instituto de Belleza Maribel Yébenes y autora de ‘Cómo gustarte y gustar’ (JdeJ Editores, 2015), no hay que obsesionarse con los cuidados pero sí al menos mimarte y dedicar 10 o 15 minutos al día a los cuidados personales como el peinado, el maquillaje o una mascarilla de tratamiento.

Los aspectos en los que hay que incidir para tener un aspecto más joven son: hidratación, arrugas, flacidez, tono y textura de la piel. Una piel luminosa, libre de manchas y con los poros cerrados ofrecerá una imagen más joven.

“La flacidez es el elemento que mayor peso tiene sobre el envejecimiento, se pueden tener arruguitas pero tener el óvalo desdibujado por la flacidez da una impresión de más edad”, señala Yébenes, que ha dado forma a un manual práctico sobre hábitos y rutinas de belleza además de presentar tratamientos de belleza, medicina estética, cosmética y nutricosmética.

¿CÓMO SE PUEDE PREVENIR LA FLACIDEZ DESDE CASA?

La flacidez depende del tono de la musculatura, en el rostro interviene que los músculos faciales estén fuertes y el estado del colágeno, ambos aspectos contribuyen a que las estructuras se vayan manteniendo o cedan con el paso del tiempo. Yébenes nos ofrece algunos consejos para prevenir la flacidez:

* Evitar las pérdidas de peso bruscas que aumentan la flacidez: hay que perder peso poco a poco y si se  hace de forma rápida con dietas milagro la flacidez aparecerá seguro.

* No tomar el sol en exceso: ya que daña las fibras de colágeno y la elastina, hay que tomarlo poco a poco y con protección.

* Hacer deporte: con una musculatura fuerte habrá menos flacidez.

* Hidratar la piel: esto aportará elasticidad a la piel.

* Practicar ejercicios para la musculatura facial.

* Dieta: es fundamental que existan suficientes proteínas para mantener fuerte la musculatura, la vitamina C, evitar azúcares y harinas refinados así como salsas saturadas.

* Nutricosmética: suplementos de colágeno a partir de los 40 a 50 años. Si el colágeno se pierde de la piel se coge de los huesos.

GESTOS QUE FAVORECEN LA FLACIDEZ

Otros aspectos que pueden incrementar los efectos de la edad sobre la flacidez:

* Gestos que repetidos muchas veces contribuyen a la flacidez son tocarse demasiado y pellizcarse la cara o buscar el apoyo de la cabeza en el antebrazo a través de la mano en la cara. Apoyarse en el pecho o en el hombro de la pareja para ver la tele.

* La forma de dormir también repercute, es fácil ver en el rostro de qué lado se duerme porque la ley de la gravedad actúa por la noche, lo mejor es dormir boca arriba.

* Aplicar cosméticos y cremas hacia abajo, los músculos ya tienden a caer hacia abajo con la gravedad, así que no hay que apoyar este hecho natural.

* Masajes fuertes habituales y durante muchos minutos, ya que se ablandan los músculos. Si se emplea la sauna, al salir de ella hay que contrarrestar con frío y hielo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *