Jueves, 19 Octubre, 2017

            

Guardias Civiles Solidarios reparten más de 315 toneladas de comida y material humanitario desde su creación

Este miércoles se cumple un año desde que la asociación partiera hacia Nepal para entregar ayuda humanitaria en zonas muy alejadas y que aún no habían recibido ningún tipo de ayuda

Guardias Civiles Solidarios
E.P.


image_print

La Asociación de Guardias Civiles Solidarios (AGCS), con sede en Granada e integrada por agentes en activo, ha repartido desde su creación más de 315 toneladas de comida y material humanitario dentro y fuera de España, en lugares como Kosovo, Haití, Filipinas, Marruecos, Nepal, República Dominicana, Perú y Ecuador.

La AGCS se ha posicionado como una de las primeras asociaciones policiales que realiza este tipo de tareas y ha impulsado un proyecto pionero para el uso de drones en caso de emergencias y búsquedas de personas desparecidas.

La aeronave y el primer piloto del que disponen ya se ha puesto a disposición de la Guardia Civil y la Delegación del Gobierno en Andalucía. Además, la asociación ha elaborado el primer listado a nivel nacional de operadores de drones voluntarios.

Este miércoles se cumple un año desde que la asociación partiera hacia Nepal para entregar ayuda humanitaria en zonas muy alejadas y que aún no habían recibido ningún tipo de ayuda; según relatan los agentes en un comunicado “fueron diez días de intenso trabajo y donde se transportaba la ayuda a la espalda de cuatro agentes”.

Tras cinco meses de descanso y como consecuencia de otro devastador seísmo en Ecuador, de nuevo se pusieron manos a la obra y lograron enviar el pasado octubre un contenedor de 20 pies con destino a Guayaquil (Ecuador).

Tienen previsto que a finales de noviembre el mismo contingente que ayudó a Nepal se desplace hasta aquel país, donde se reunirán con el cargamento de ayuda para su reparto en las zonas más desafortunadas, entre el material hay 13.000 libros de texto, 29.000 kits dentales, 1.700 kilos de ropa infantil nueva, alimentos y material ortopédico.

Comments

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  1. Que pena que no se les agradezca a estos chicos el trabajazo que se está currando, así es este País, gente con una asociación de los más clara, que no paran de trabajar en su tiempo libre, que no cobran un euro y pasan desapercibidos, curioso muy curioso.