Martes, 13 de Noviembre de 2018

            

Graphext, la empresa de origen granadino que ha revolucionado el mundo de la estadística

Victoriano Izquierdo y Miguel Cantón, dos jóvenes emprendedores locales, crearon esta innovadora herramienta de análisis | GranadaDigital ha hablado con uno de los cofundadores de la compañía, que ha explicado cómo funciona

Equipo de Graphext trabajando | Foto: Graphext
Chema Ruiz España | @Chema_Ruiz22


image_print

El mundo de la estadística está cambiando debido a las posibilidades que ofrecen las nuevas tecnologías, y parte de la culpa la tienen dos jóvenes granadinos. Donde casi todo el mundo ve cifras y datos sin relevancia, Victoriano Izquierdo y Miguel Cantón vieron una red de conexiones que desvelaban ciertos secretos sobre el comportamiento de las personas y sus hábitos. Este fue el comienzo de Graphext, un sistema que, en palabras del propio Victoriano, “te ayuda a tomar mejores decisiones”.

Los dos jóvenes emprendedores son los cofundadores de Graphext y de su antecesor, Contexto. Ambos iban al colegio juntos y, aunque Victoriano en Madrid y Miguel en Granada, los dos estudiaron informática. “Nada más terminar la carrera, empezamos con este producto”, recuerda Victoriano, haciendo referencia al primero de los dos proyectos.

Este, que nació en 2015, estaba destinado, principalmente, al análisis de diferentes aspectos a través de las relaciones existentes en las redes sociales, tal y como explica Victoriano con un ejemplo: “Imagínate que tú quieres ver quién habla en Granada sobre los políticos. Entonces, tú metes a varios políticos y a varios periodistas que lleven temas políticos en el sistema y nosotros analizamos sus redes sociales, principalmente Twitter, y ‘sacamos’ a quién siguen, a quién hablan, a quién mencionan…, y surgen otros nombres que, probablemente, también pertenecen a este contexto”.

Victoriano Izquierdo, cofundador de Graphext | Foto: Graphext

 

A partir de aquí, Contexto “tinta todas las relaciones entre la gente, de tal forma que es como una red en la que se observan los clusters -término que hace referencia a los grupos del mismo sector o interés que resultan a través de sus interconexiones-“, concluye Victoriano, que, continuando con el ejemplo, señala que “entonces, te saldrá que los del PP están más conectados entre sí, que tal periodista está más cercano a tal partido…”

Pero este sistema, con el que experimentaron un gran crecimiento, no era todo lo completo que ellos consideraban que podía ser. “Nos dimos cuenta de que nosotros solo trabajamos con estos datos de las redes sociales”, y, tal y como relata el emprendedor granadino, “descubrimos que a partir de la solución que habíamos diseñado para los datos de las redes sociales, podíamos crear una solución muy distinta de lo que se hacía hasta ahora analizando los datos internos que obtienen las empresas”.

UN SISTEMA INNOVADOR

Así nació Graphext, que analiza la relación entre datos aparentemente ‘vacíos’ y los hábitos y el comportamiento de las personas. “Es tener en cuenta cómo se comporta el ser humano para explicar determinadas cosas de la economía y, por tanto, luego hacer políticas públicas teniendo en cuenta esto”, matiza el cofundador de la empresa.

Y, para ello, su factor diferencial es el análisis de múltiples variables, causa, además, que genera sus gráficos tan llamativos visualmente. “Cuando empiezas a cruzar un montón de variables, tú no puedes pintar un gráfico, porque los gráficos a los que estamos acostumbrados de barras y líneas solo nos dejan comprobar cuál es la relación entre dos variables, la x y la y, y como mucho una tercera variable, si lo metemos en tres dimensiones”, indica Victoriano, que explica que “la realidad es que hay un montón de cosas mucho más interconectadas entre sí que explican muchos fenómenos complejos”. El granadino tiene claro que “ahí es cuando algo como Graphext es potente”.

Precisamente, es este análisis tan amplio el que le aporta múltiples aplicaciones a esta herramienta, desde conocer las características socioeconómicas de los habitantes de una región determinada para realizar una campaña de publicidad hasta, según explica Victoriano entre risas, buscar novia. “¿Cuántas variables puedes tener en cuenta para saber si esa chica va contigo o no? ¿Cómo sabes tú qué variables son las que tienen más peso para determinar si esta persona va a ir contigo o no a largo plazo? Es muy difícil”, explica.

EN PLENO CRECIMIENTO

Actualmente, este proyecto, en el que trabajan ya doce personas, solo trabaja con algunas grandes empresas, ya que, por el momento no cuenta con suficientes efectivos para ofrecer asistencia si se vende demasiado. “Empezamos en Madrid vendiéndole a empresas grandes, como son los bancos, las farmacéuticas…, y lo vendemos a un precio que oscila entre mil y dos mil euros al mes por empresa por licencia que la usen unas pocas personas”, explica Victoriano.

Equipo de Graphext | Foto: Graphext

 

Estas empresas comienzan utilizando una versión de prueba y siendo asistidas por los empleados de Graphext, que buscan la mejor manera de utilizar esta herramienta con sus clientes. Tras este periodo de prueba, que puede durar entre dos y tres meses, los clientes pagan por una licencia mensual. “A este tipo de modelo de negocio se le llama SaaS, Software as a Service, que se trata de un pago por suscripción, como Spotify o Netflix”, aclara el joven granadino.

Así, poco a poco, Graphext ha ido creciendo y ya va asentándose en el mercado, donde ha impactado debido a su innovador funcionamiento, pero la ambición no ha desaparecido en estos dos jóvenes granadinos. “Hay buena perspectiva porque vamos creciendo en clientes”, explica Victoriano, que añade que “también tenemos buenos inversores detrás y, según como veamos, si va bien, seguiremos aumentando plantilla”.

Y puede que este crecimiento, aunque parezca un movimiento extraño en una empresa, les vuelva a llevar a su ciudad natal en un futuro, pues, tal y como cuenta Victoriano entre risas, “ahora hemos fichado a otro chico también de Granada y quién sabe, igual un día incluso queremos poner allí una ‘medio oficina’ porque muchos odian Madrid”.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.