Miércoles, 23 Agosto, 2017

            

Granada, una de las ciudades españolas con más estafas de falsas revisiones de gas

Buena parte de las 2.000 estafas han sido cometidas en la provincia por una red de estafadores que opera en toda España. Los ancianos, las principales víctimas.

Ante la duda, llamar siempre a la compañía de gas para verificar la visita. | Foto: gasnaturalfenosa.es


image_print

Como si de un fenómeno estacional se tratara, crecen las visitas de estafadores que acuden a domicilio haciéndose pasar por revisores de su compañía de gas. Según una investigación en curso de la Audiencia Nacional -tal es la envergadura del caso-, 2.000 son los afectados en toda España por una red de estafadores de la que hasta ahora han sido identificados algo más de 500 miembros. La cuantía de cada estafa oscila entre los 50 y los 1.200 euros.

Una mañana cualquiera un individuo se presenta en su domicilio con el uniforme oficial de su compañía suministradora de gas. Muchos llaman previamente a la visita, lo que otorga más credibilidad al engaño. Exhibe documento identificador de la misma, que no ofrece mayores sospechas, y nos informa de que a nuestra instalación le corresponde la revisión anual. También informa de que negarse a la misma es constitutivo de sanción, corte de suministro o hasta de llamar a la policía. Estamos ante un caso de estafa en toda regla y muchas de ellas se han venido perpetrando en Granada.

Los estafadores no disparan al azar. Acuden preferentemente a domicilios de ancianos, a los que intuyen será más fácil engañar. El pago lo exigen además al finalizar el servicio, nunca en la próxima factura. Eso sí, en efectivo y hasta con tarjeta de crédito.

Por ello y para evitar caer en la treta, conviene citar algunos consejos útiles que Imgas, empresa colaboradora oficial de Gas Natural, nos recuerda:

– Precaución la gente mayor. No abrir a nadie que no esperemos en casa.

– No facilitar bajo ningún concepto datos personales ni firmar nada. Un técnico de la compañía oficial ya conoce esos datos de antemano.

– Llamar a nuestra compañía para comprobar si el técnico que está ante nosotros pertenece a la misma.

– Pedir al revisor su número de DNI o poder hacerle fotografía del documento.

– Las inspecciones obligatorias son cada 5 años, nunca de forma anual.

– El cobro de una inspección oficial se realiza siempre en la factura, nunca en mano.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *