Viernes, 20 Octubre, 2017

            

Granada recibió en los cinco primeros meses del año 52.000 turistas más con respecto a 2014

El sector turístico de la provincia vive uno de sus mejores momentos en lo relativo a la llegada y pernoctación de visitantes | Los turistas extranjeros crecen más de un 12 por ciento y se acercan al volumen de nacionales que visitan Granada | Las pernoctaciones continúan estancadas en una media que se acerca a las dos noches.

Unos turistas pasean por el centro de Granada | foto: C.G


image_print

Granada continúa mejorando sus cifras turísticas a cada año que pasa, a raíz de los datos del INE hechos públicos esta semana y que confirman que la provincia crece en su atractivo tanto para visitantes extranjeros como nacionales. El sector, clave en la economía granadina y uno de los motores de la hostelería, recoge el 18 por ciento de los viajeros que llegaron a Andalucía entre los primeros cinco meses de este 2015. Sin embargo, las buenas cifras en la llegada de visitantes y en el tiempo que pasan en la ciudad o en la provincia también arrojan sombras, como recuerdan desde el sindicato CCOO. Turismo, empleo y futuro se conjugan para dibujar una realidad que va más allá de los números.

UNA MEJORA QUE NO ES ESTACIONAL

Desde 2012, año en el que estandarizaron los registros de visitantes y la manera de contabilizar las pernoctaciones, Granada ha visto mejorar mes a mes la llegada de turistas. El primer ejemplo se encuentra en el mes de enero, tradicionalmente ‘tranquilo’ para el sector y que sin embargo ha pasado de los 136.000 visitantes en 2013 a los 166.000 de este año. El incremento es importante porque marca tendencia, y prácticamente en todos los meses del año, la provincia mejora sus números con respecto al mismo periodo del año anterior. En números totales, estos primeros cinco meses del año han batido un record en lo relativo a la llegada de visitantes y se ha pasado de los 972.638 de 2013 a los 1.066.583 de 2015.

La misma línea sigue el número de pernoctaciones, que en enero de 2013 fueron casi 270.000 mientras que este año esa cifra alcanzó las 338.000.

Dentro de estos datos cabe señalar un cambio de tendencia en cuanto a la procedencia de turistas: los extranjeros comienzan a plantarles cara a la llegada de nacionales e incluso a superar su llegada en ciertos meses del año, como mayo. En total, a Granada llegaron durante los cinco primeros meses del año 466.843 extrajeros mientras que el número de nacionales fue de 599.741, una diferencia menor a la de hace dos años.

LAS PERNOCTACIONES, TAREA PENDIENTE

Aunque la cifra a estas alturas de año es de 2.216.167, casi 300.000 más que en 2013, es necesario repasar los números para ver que la estancia media en Granada sigue ‘estancada’ en las dos noches. El dato, aunque no es negativo si se compara con el de capitales como Sevilla, en donde la pernoctación media es incluso menor, sí viene preocupando a los hosteleros granadinos, que llevan años intentando aumentar el tiempo que el visitante pasa en la provincia.

CONTEXTO ANDALUZ

Granada baila entre el segundo y el tercer puesto de la tabla andaluza en lo que a la llegada de visitantes se refiere. Aquí, la campeona indiscutible sigue siendo Málaga, que en meses como agosto prácticamente dobla a Sevilla y Málaga, segunda y tercera respectivamente.

Curiosamente, Granada se hace fuerte en el contexto andaluz en los meses de más frío como enero, en los que se sitúa incluso por delante de Sevilla pero siempre a sombra de la provincia de la Costa del Sol.

GRAFICO INE TURISMO ANDALUCÍA

LAS REALIDADES DETRÁS DE LOS NÚMEROS

La “evolución positiva” que explica Trinitario Betoret, presidente de la Federación de Hostelería, se encuadra dentro de una recuperación del sector a nivel nacional que el empresario granadino matiza: “tenemos que recuperar la rentabilidad empresarial, ese es nuestro principal reto”. Para Betoret, es un “hecho objetivo” que el sector lo ha “pasado mal” pero que esta línea ascendente en el número de visitantes y pernoctaciones puede desembocar en una mayor estabilidad de los trabajadores, sobre todo en temporada baja, cuando algunos establecimientos cierran.

En este sentido, Betoret afirma que otro de los retos del sector pasa por generar más puestos de trabajo para ayudar a la economía de la provincia de Granada: “lamentablemente no estamos viendo en la evolución palpable de la llegada de turistas una subida de empleo, pero la senda es positiva”.

El contraste a estas opiniones lo ofrece Maribel Díaz, secretaria general de servicios del sindicato CCOO, para quien la calidad en el empleo hostelero “es cero y no se corresponde con la buena marcha del sector”. Desde el sindicato se asegura que “no es cierto que el sector esté en crisis como dicen”, y se remite a los buenos números de los últimos meses.

Ejemplificando esa “baja calidad” del empleo, Díaz acude a la externacalización de los servicios de camareras de pisos, que repercutirá en una merma de sus condiciones laborales; unas condiciones en las que Díaz asegura encontrares con “contrataciones de medias jornadas para echar 10 ó 12 horas”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *