Lunes, 24 Julio, 2017

            

Granada presta la copia de los ‘Libros Plúmbeos’ del Arqueológico para una muestra en San Sebastián

Los 'Libros Plúmbeos' aparecieron en Granada en el año 1595 en el cerro de Valparaíso (nombre originario del Sacromonte granadino) junto a las reliquias y restos de supuestos santos y mártires

Libros Plúmbeos | Foto: nuestropasadoandalusi.blogspot.com.es
E.P.


image_print

La Junta de Andalucía ha cedido la copita de los ‘Libros Plúmbeos’ del Museo Arqueológico de Granada a San Sebastián para formar parte de la exposición ‘1516-2016. Tratados de Paz’, organizada por la Fundación Donostia en el Museo de San Telmo, dentro del programa de celebración de San Sebastián Capital Europea de la Cultura 2016, y que estará abierta al público del 17 de junio al 2 de octubre.

El delegado de Cultura, Turismo y Deporte, Guillermo Quero. acompañado por el director del Museo Arqueológico, Isidro Toro, han presenciado el embalaje de la copia de los ‘Libros Plúmbeos’ perteneciente al espacio museístico.

Guillermo Quero ha explicado que la muestra es un recorrido iconográfico y simbólico sobre el tema de los Tratados de Paz desde el siglo XVI hasta la actualidad, para lo que cuenta con obras cedidas por un importante número de museos e instituciones nacionales e internacionales, entre las que destacan el Museo de Prado, el Centro Nacional de Arte Reina Sofía, La Biblioteca y la Calcografía Nacional de España, el Museo del Louvre o el Centro Georges Pompidou de París. “Es una satisfacción que los visitantes a esta exposición conozcan estas piezas tan importantes en la historia de Granada”, ha dicho.

El director del Museo Arqueológico ha apuntado que los ‘Libros Plúmbeos’ aparecieron en Granada en el año 1595 en el cerro de Valparaíso (nombre originario del Sacromonte granadino) junto a las reliquias y restos de supuestos santos y mártires, como San Cecilio, actual patrón de Granada. Se trata de 21 “libros”, escritos en árabe y con alfabeto salomónico que son planchas de plomo circulares de unos diez centímetros de diámetro, tallados con buril, que contienen tratados religiosos, presuntamente del siglo I, que hacían de los conceptos del islam y el cristianismo una religión sincrética.

Además ha relatado que fueron enviados a Roma para su análisis, donde el Papa Inocencio XI los condenó como heréticos por sus “ideas mahometanas, puras ficciones humanas fabricadas para ruina de la fe católica”. El arzobispo Pedro de Castro, antes de enviarlos, ordenó a Alberto Fernández realizar una copia, que es la que forma parte de los fondos del Museo Arqueológico de Granada desde su fundación, cuando fueron depositados por la Comisión de Monumentos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *