Viernes, 20 Octubre, 2017

            

Granada presenta su primer Plan de Calidad del Aire

Este plan supone el primer paso para la toma de decisiones para reducir la contaminación del aire

Foto: Archivo
Sofia Plaza | @sofiaPlaza


image_print

La pureza del aire que respiramos está directamente relacionada con la presencia en la atmosfera de materias y sustancias contaminantes. Esta mañana se ha presentado el primer Plan de Calidad del Aire en Granada cuyo estudio terminará en 2016.

Tal y como ha apuntado la concejal de Medio Ambiente, Salud y Consumo en el Ayuntamiento de Granada, Telesfora Ruiz se trata de un “diagnóstico previo que es científico, no político”. Una foto de cómo se encuentra la ciudad para que después las distintas Administraciones públicas adopten planes de actuación para reducir la contaminación del aire.

Por ahora en Granada hay tres medidores, la estación de Granada Norte, la estación de Palacio Congresos, y la estación suburbana de Armilla. El estudio ha sido llevado a cabo por el Instituto Universitario de Investigación del Sistema de la Tierra y ha arrojado los siguientes datos: En cuanto a las PM10, las partículas en suspensión “Granada no supera el promedio anual, pero el número de días si se ha superado en 2010 y 2011 en Granada Norte”, explica Lucas Alados, director del estudio. El número máximo de superaciones permitidas por la UE es 35 días al año “un ejemplo que queda fuera de estas estadísticas es la nube de polvo de la ciudad de Granada”. El CO o Monóxido de Carbono “hoy por hoy no es un problema en la calidad del aire de Granada”, explica Alados, “aunque si hay una preocupación por el O3 que supera el límite medio horario en alguna ocasión”.

Según el estudio la LAC redujo el impacto de contaminantes en un 37%, en resumen, según Alados, el origen de la contaminación se encuentra en el tráfico rodado y asociado a las emisiones de tubo de escape y también a la quema de biomasa, cuyas soluciones pasan por reorganizar el tráfico y cambiar las calefacciones por sistemas basados en energía solar. Aunque ahora mismo no hay “problemas con la calidad del aire, pueden resurgir con la recuperación económica”, termina Alados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *