Sábado, 16 Diciembre, 2017

            

Granada, por encima de la media andaluza del precio del billete de autobús

Aunque el precio del billete se mantiene, los viajes con bonobús sí que han experimentado una subida notable | Los 79 céntimos que cuesta un viaje con un credibús, suponen un incremento del 21,5% desde 2011

Un usuario paga el billete de autobús | Autor: Archivo GD
Ángela Gómez


image_print

Granada estuvo a punto de tener el billete de autobús más caro de Andalucía si se hubiese llevado a cabo el incremento en el precio del trayecto que anunció el anterior equipo de Gobierno de Granada. Los grupos en la oposición exigieron al Gobierno local, en aquel entonces aún bajo el mandado popular, la paralización de esa medida, que hubiese hecho que costase el billete de bus 1,40 euros. Cuando los socialistas consiguieron la Alcadía, decidieron paralizar esta medida que iba a entrar en vigor en junio.

Granada se encuentra entre las capitales andaluzas con el precio del billete más caro. Sevilla está a la cabeza de esta lista, ya que la ciudad hispalense sí que cobra 1,40 euros por el billete ordinario. Córdoba y Málaga cobran 1,30 euros por viaje. Le seguiría Granada, con 1,20 euros; y en la zona media de la tabla se situaría Huelva y Cádiz, con un billete sencillo a 1,10 euros. Las ciudades más baratas, finalmente, son Jaén, a 0,88 céntimos el trayecto y Almería, a 1,05 euros por viaje.

Sin embargo, los viajes con bonobús sí que han subido. Los 79 céntimos que cuesta un viaje con un credibús, suponen un incremento del 21,5 por ciento desde 2011, periodo en el que el IPC se incrementó un 3,5 por ciento, según un estudio de FACUA.

¿CÓMO SE COSTEA EL SERVICIO?

En los presupuestos fijados para el ejercicio económico municipal de 2015, y aún vigentes por contar con unos presupuestos prorrogados para este año, las arcas municipales destinaron en la partida destinada al transporte público de Granada, un crédito inicial más de 10,2 millones de euros. Esta partida tuvo que incrementarse hasta alcanzar más de 14 millones para poder hacer frente al coste del servicio. El Ayuntamiento tiene 9,5 millones de euros como obligaciones reconocidas y ha pagado 5,5 millones de euros. Según datos reciente, el Consistorio granadino debe a la empresa Rober que gestiona el transporte público más de 15 millones, y otros 3,5 de déficit anuales.

Eso es, en resumen,s lo que le cuesta al Consistorio granadino el transporte público. De esos 35 millones de euros, el 60% lo sufragan los usuarios a través del billete. El resto se cubre mediante subvención pública. Un 8,5% del coste se asume con financiación estatal y un 31,5% con financiación municipal.

El Ayuntamiento, en 2015, recibió como subvención estatal 2,3 millones de euros. Según la Asociación de Empresas Gestoras de Transportes Colectivos Urbanos, Granada sería la ciudad andaluza que más subvención recibe por habitante para el transporte público. Por ciudadano, la capital recibe 8,7 euros.

LEY DE FINANCIACIÓN ESTATAL

Pero podría recibir más. De hecho, el grupo municipal ‘Vamos, Granada’ presentará una moción en el próximo pleno municipal para que el Consistorio granadino se una a la petición de una Ley de financiación del transporte público. Ya lo solicitó hace un mes pero su portavoz, Marta Gutiérrez, asegura que el equipo de Gobierno local ha hecho caso omiso al asunto.

La iniciativa a la que quieren acogerse plantea cambiar las proporciones de financiación, aumentando la aportación pública estatal. Según el grupo municipal, la financiación estatal para el transporte en Granada debería considerar la realidad metropolitan, ya que el “sistema de movilidad de Granada no sólo da servicio a los 250 mil habitantes del municipio sino al área metropolitana de 500 mil”, aseguró Gutiérrez. “Somos el único gran país europeo que no cuenta con una ley estatal de financiación del transporte público. El Estado debería aportar una cantidad económica a través de los Presupuestos Generales del Estado a los municipios de más de 50.000 habitantes que garantizaría la estabilidad de la financiación. En concreto, la media europea de aportación estatal al transporte público se sitúa en torno al 40%, mientras que en Granada no llega al 9%”.

Valencia, Sevilla, Murcia, Málaga, Gijón, Albacete, Santiago de Compostela, Palencia, Palma de Mallorca, Vitoria, San Sebastián, Córdoba, Cádiz, A Coruña, Oviedo y Toledo son las ciudades que se han sumado a la propuesta realizada por los responsables de movilidad de los Ayuntamientos de Madrid y Barcelona al Gobierno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *