Lunes, 10 de Diciembre de 2018

            

Poetas andaluces de entonces

Casa de los Tiros la exposición de Javier Algarra, 'Miradas del 83. Galería de retratos' | Fuente: ArchivoGD
RAMÓN RAMOS


image_print
Visitar en la Casa de los Tiros la exposición de Javier Algarra, ‘Miradas del 83. Galería de retratos’, y trasladarse a 35 años atrás en el tiempo es todo una. Para lamentar lo que va de ayer a hoy y lo que por el camino quedó: entonces, primavera de 1983, Granada era la capital indiscutible e indiscutida de la cultura en Andalucía. La bullente actividad y producción de los entonces actores, moderna, innovadora, traspasaba de hecho los límites de la incipiente todavía comunidad autónoma.
Así, a la pregunta con cierto aire retórico que muchos años atrás había formulado Rafael Alberti, ¿qué cantan los poetas andaluces de ahora?, acudieron en respuesta al inmortal vate gaditano, también presente en la cita de Granada. El poeta en su marco, una ocurrencia de Juan de Loxa, que colocó en las manos de todos aquellos jóvenes -y menos jóvenes, porque también había representantes de la generación de posguerra-, con un marco de ventana recorriendo las calles del centro hasta concluir en ‘performance’ en plaza Bib Rambla.
Granada, capital cultural de Andalucía. En aquellos primeros años de la autonomía, el peculiar sistema de cuotas provinciales que la ejecutiva regional socialista reserva a la hora de confeccionar los gobiernos de la Junta, que siempre tratan de salvaguadar los equilibrios interterritoriales y el poder interno de las agrupaciones, a la Consejería de Cultura se le reservaba un titular granadino. También el renovado PP que pilotó Javier Arenas en los primeros años 90, en una de sus ensoñaciones que pronto abandonó, el dirigente popular proponía y presentaba en campaña la dispersión de las consejerías por distintas provincias de Andalucía: salvaguardando los órganos más representativos de la Junta a Sevilla como capital administrativa, Economía iba a Málaga, Agricultura, en Almería… y Cultura -cómo no-, en Granada.
Como el PP no ganó las elecciones ni en 1994 ni en 1996 nunca llegamos a saber cuánta voluntad real tenía Arenas para llevar a la práctica aquella formulación. Lo cierto es que ya para finales de los 90, a Granada se le fue otorgando la Consejería de Educación junto a la de Justicia, efecto del traspaso de competencias que por aquellos años llegó a la comunidad autónoma. Imperceptiblemente, Granada había traspasado una ténue línea, imposible de disociar con el abierto enfrentamiento que a mediados de los 90 sostuvo el alcalde popular Gabriel Díaz Berbel con el mundo de la cultura granadina.
Aunque con la vuelta del PP al poder municipal, en 2003, aquella tensión de la derecha municipal con los actores de la cultura se recompuso de forma notable -reconocimiento aquí al concejal Juan García Montero-, para entonces Málaga había tomado delantera. El Museo Picasso, actuando como un revulsivo de todo tipo en pleno casco histórico de la ciudad y con el impulso de unos ‘boquerones’ que de verdad ‘se creen’ lo suyo, ahí tenemos una infraestructura cultural que se levantó con la voluntad decidida de las administraciones y la actitud colaborativa de los herederos del pintor. Aquí, por aquellos años empezábamos a hablar del Centro Lorca. En Granada tenemos ‘granaínos’ y… herederos. El resultado a la vista está, en el accidentado proceso y las inmensas tragaderas para abrir y dar contenido al edificio de La Romanilla…
Aunque algunos hemos escrito y veníamos advirtiendo ya en los primeros años del actual siglo, otros despertaron de repente y descubrieron una mañana lo que había estado pasando ante sus ojos sin reacción por su parte… Cuando la vuelta atrás es dificultosa.
En estos días de revisita a aquellos años gracias a la cámara de Javier Algarra yo evocaba cuando Granada instauró un festival de teatro, un premio de novela… cosas que hemos ido dejando por el camino. Y ha venido a coincidir esa exposición en sus fechas con el Festival de Cine de Málaga. Los malagueños se creyeron desde el primer día las potencialidades de un certamen que nació humilde y hoy es una cita obligada en el panorama cinematográfico internacional. Aquí…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.