Viernes, 14 de Diciembre de 2018

            

“Granada demanda fútbol sala”

Esta disciplina deportiva se mantiene en un segundo plano en la provincia pese a la dinámica ascendente del SIMA Peligros, la mayor referencia nazarí en este deporte

Los jugadores del SIMA Peligros celebran un gol anotado frente al Victoria Kent | Foto: SIMA Peligros Fútbol Sala
Chema Ruiz España | @Chema_Ruiz22


image_print

El pasado 28 de mayo, el Inter Movistar selló su pase a la final del playoff `por el título de Liga de Fútbol Sala al derrotar por 3-5 al Jaén Paraíso Interior en el segundo partido de la semifinal, que se disputó en un Palacio de los Deportes de Granada abarrotado, y no solo de hinchas visitantes. Este choque volvió a poner en el aire una pregunta que se plantea desde hace mucho tiempo: ¿por qué no triunfa el fútbol sala en Granada?

Un equipo puntero en Segunda B; éxitos individuales como los de Fernando Aguilera, que acaba de ser convocado con la Selección Española de Fútbol Sala y fue nombrado mejor jugador joven del mundo, o Miguel Rodrigo, seleccionador nacional de Vietnam, y una afición en continuo crecimiento, como quedó demostrado en el citado encuentro, no parecen suficientes para sacar al fútbol sala del ostracismo en el que se encuentra en la provincia granadina.

Aquí se mantiene relegado a un segundo plano, siempre por debajo del fútbol y el baloncesto, incluso cuando los clubes más representativos de estas disciplinas se situaban por debajo de la categoría en la que ahora milita el SIMA Peligros FS, que se convirtió en el mayor referente del fútbol sala granadino después de la desaparición del Oxipharma Granada en 2012, justo tras lograr su ascenso a Primera División. Fue entonces cuando “se podría haber dado el salto”, lamenta Bailón, el capitán del Peligros.

Lance del partido entre el Jaén Paraíso Interior y el Inter Movistar que se disputó en el Palacio de los Deportes de Granada | Foto: Archivo GD

 

Sin embargo, ni él ni el entrenador del conjunto, Ramón Balboa, consideren que el fútbol sala granadino esté muerto, ni mucho menos. “El fútbol sala en Granada, ahora mismo, está bien. El número de participantes de esta actividad ha ido creciendo año a año, tanto en los juegos deportivos municipales como en las distintas competiciones de la Federación, así como el nivel de seguimiento”, explica Balboa, que asegura que “la salud de este deporte es buena, aunque puede mejorar”.

Si lo es en Granada, sin duda, es en gran medida debido al SIMA Peligros, cuyo proyecto se encuentra cada vez más consolidado y solo piensa en crecer. Tanto el capitán como el técnico tienen claro que el objetivo es “terminar entre los tres primeros”, lo que les permitiría jugar la Copa el próximo curso. Sin embargo, y pese a la derrota frente al Ejido en el primer choque liguero, Bailón es optimista: “Quizás sea un año en el que podamos ascender a Segunda”.

Esta positividad tal vez se deba a que, según ha confesado el capitán del cuadro granadino, “el proyecto que está realizando ahora Peligros, con SIMA como patrocinador a la cabeza, quizás sea el periodo más ilusionante desde la desaparición de Oxipharma”. Pero esta etapa de prosperidad no ha servido, al menos de momento, para situar el fútbol sala en la primera línea del deporte granadino.

“Aquí existe un punto importante, que son los apoyos institucionales”, asegura Balboa, que considera que “en Granada no son los mejores para que el fútbol sala termine de dar un paso hacia adelante”. A esto, el capitán del conjunto granadino añade otro factor. Para Bailón, “se trata de una cuestión cultural”, pues considera que “el fútbol siempre ha sido el deporte mayoritario y se ha comido a todos los demás”.

GRANADA, BUENA CANTERA DE FÚTBOL SALA

Pese a todo ello, el crecimiento del fútbol sala en Granada es evidente, y este se ha fundamentado, principalmente, en las categorías inferiores. “La cantera de Granada va hacia arriba”, afirma el entrenador del Peligros, que aclara este aspecto señalando que “antes, los niños lo practicaban como iniciación y luego ya pasaban al fútbol, pero cada vez más, al cambiar el impacto mediático del fútbol sala nacional, que es uno de los más potentes del mundo, los niños se ven reflejados en estos jugadores y ya no quieren pasarse al fútbol”.

Lance del duelo entre el SIMA Peligros y el Victoria Kent | Foto: SIMA Peligros Fútbol Sala

 

En este aspecto, Bailón coincide con su entrenador, aunque “llega un momento en el que los niños cumplen una edad en la que, si no hay equipos atractivos en Granada, en Tercera, Segunda B u otras categorías, emigran a otros deportes o a otras provincias”, apostilla. “La prueba de ello -continúa- es que tenemos varios granadinos punteros que están en otras provincias por eso mismo”.

En ello también pretende influir el Peligros Fútbol Sala, pues, según ha indicado Ramón Balboa, “este año, también nosotros hemos pasado de dos equipos en categorías inferiores a seis equipos, con la intención de seguir creciendo y apoyar no solamente a nuestra cantera, sino al resto de nuestra provincia”.

UN AÑO ILUSIONANTE

Quizás esta sea la campaña en la que el fútbol sala consiga consolidarse en Granada, o al menos así lo esperan en el SIMA Peligros Fútbol Sala, desde donde insisten en que “este año hemos conformado una plantilla bastante competitiva y nuestro objetivo es intentar terminar entre los tres primeros”, tal y como asegura el entrenador del cuadro granadino, aunque advierte que “es muy complicado porque la Segunda B es una categoría muy difícil, los equipos se refuerzan muy bien y se trata casi de una competición semiprofesional, en la que hay equipos como El Ejido o el África Ceutí que tienen de presupuesto 300.000 o 400.00 euros”.

Precisamente frente al primero de ellos debutó el conjunto granadino, aunque no pudo evitar la derrota. En cambio, dos triunfos consecutivos, ante el Victoria Kent y el Asociación Jerez, han confirmado que “las sensaciones están siendo muy buenas y puede ser un año en el que demos guerra hasta el final”, tal y como asegura Bailón.

Conseguir el ya mencionado ascenso a Segunda, además de poder ser el paso definitivo para que el fútbol sala triunfe en Granada, podría suponer un incremento en los apoyos que reciba el Peligros, pues, como explica el propio capitán, aunque “es indudable que somos el equipo más representativo de fútbol sala de Granada”, “nos sentimos un poco abandonados en el sentido institucional por parte de la provincia”.

Plantilla del SIMA Peligros Fútbol Sala antes de enfrentarse al Victoria Kent | Foto: SIMA Peligros Fútbol Sala

 

En este aspecto, Ramón Balboa compara la situación del equipo con la del Covirán Granada, que el curso pasado militaba en la categoría equivalente a la Segunda B en baloncesto. “A nivel institucional tiene un apoyo mucho más alto que nosotros, y se ha notado”, asegura, tras lo que añade que “el presupuesto que tenía el Fundación con respecto a nosotros nos triplicaba y nos cuadruplicaba”.

En este ejemplo se apoyan para argumentar la necesidad de apoyo institucional para continuar creciendo, aunque el club ya solo se centra en el aspecto meramente deportivo. “El ascenso es complicado porque el primero es el único que juega playoff, y claro, ser campeón con todos estos grandes equipos es complicado, pero bueno, vamos a intentarlo”, considera el entrenador granadino. Su capitán, en cambio, sí que lo ve “muy viable”, pues “el equipo está muy consolidado y se están dando muchos pasos a nivel de club y de institución”.

En lo que sí coinciden es en considerar muy lejana la Primera División, aunque no ocultan su deseo de lograrlo. “La vemos más lejos, pero este salto no se verá tan grande si hay un poquito más de apoyo de las instituciones”, asegura el entrenador del Peligros, consciente aún de que el primer paso, y no por ello más sencillo, es ascender a Segunda División, un paso que podría hacer que, por fin, el fútbol sala triunfe en Granada.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.