Viernes, 19 de Octubre de 2018

            

Granada cuenta con un protocolo de emergencia por si fuese necesaria la acogida temporal de migrantes | Vídeo

El plan, que se activaría en caso de extrema necesidad, contempla ayuda sanitaria, jurídica, de manutención, de interpretación y alojamiento provisional, entre otros recursos, a los que podrían optar durante un plazo máximo de 30 días

La concejala de Servicios Sociales del Ayuntamiento de Granada, Jemina Sánchez, junto a varios representantes de las organizaciones que han participado en la elaboración del protocolo | Imagen: Javier Gea
Ángela Gómez @_Angela_GA | Imagen: Javier Gea


image_print

Solo en caso de “extrema necesidad”, ha remarcado la concejala de Servicios Sociales del Ayuntamiento de Granada, Jemina Sánchez, el Consistorio y 46 organizaciones sociales de Granada, tiene preparado un estudiado protocolo de emergencia para la acogida ante la llegada colectiva de migrantes.

Los migrantes estarían bajo el paraguas de esta red de ayuda integral de emergencia, ideada para atender sus necesidades más básicas, durante un plazo máximo de 30 días.

El protocolo, coordinado con diferentes administraciones competentes en materia de migración, como la Junta de Andalucía o la subdelegación del Gobierno, tiene varias líneas atención:  recursos sanitarios, servicio de asesoría legal, red de intérpretes y traductores, manutención. alojamiento temporal, actividades de acompañamiento y talleres son solo algunas de las medidas que se podrían a disposición de estas personas para ayudarlas.

La concejala ha querido remarcar que este protocolo es el “plan Z”, es decir, que solo se usaría si las administraciones competentes  se ven desbordadas ante la cuantiosa llegada de personas a la frontera sur del país, y no les queda más remedio que derivarlos a otros destinos como Granada. “No podemos mirar para otro lado. Aunque no es nuestra competencia, tenemos que estar en la retaguardia y preparados, y no actuar desde la improvisación”, ha afirmado Sánchez, quien ha presentado esta mañana el protocolo a los medios rodeada por un nutrido grupo de representantes de todas esas organizaciones implicadas en este plan.

Respecto al número de personas que puede atender este plan, no se puede concretar una cifra máxima, pero desde la concejalía consideran que si Granada tuviese que prestar esta atención no sería una cifra muy elevada puesto que estas personas ya están siendo atendidas por otras organizaciones según el protocolo estatal y las derivaciones no serían excesivas. “Deseamos que no haga falta activar este protocolo”, ha añadido Sánchez, quien también ha anunciado que el Ayuntamiento ha reservado 10.000 euros por si fuera necesario prestar ayuda económica a estas personas. Si hiciese falta más dinero, el Consistorio incrementaría esa partida de las arcas municipales, “porque es nuestra obligación estar ahí”, ha apostillado.

Este protocolo no nace de la nada, ni es de ayer, ni siquiera de principios de verano, fecha a partir de la cual empieza a aumentar la llegada de personas rescatadas a las costas andaluzas. Ya en enero el Ayuntamiento y las organizaciones implicadas tenían el borrador del plan porque estaban avisados de que estas situaciones se pueden dar y “el Ayuntamiento, si bien no tiene competencia en tema de extranjería, sí la tiene en atención a las personas que se encuentren en situaciones de vulnerabilidad y exclusión social”, ha expresado la concejala.

Las organizaciones están abiertas a que se sumen más entes o toda aquella persona que quiera aportar su granito de arena para ayudar a estos hombres, mujeres y niños, “que escapan de su tierra no por gusto” y sobre las cuales, según han apuntado, se están vertiendo “comentarios racistas y xenófobos”.

Los últimos datos apuntan a que Salvamento Marítimo ha rescatado en las costas andaluzas a 22.091 personas a fecha de 30 de julio de 2018, superando así el valor de todo el año 2017 que ascendía a 16.678.

Según ha explicado la concejala, Granada no suele ser destino final para estas personas.  Su paso por Granada, si pasan, suele ser temporal porque la mayoría viaja hasta Francia por motivos de empleo o de reagrupación familiar.   Por eso, este plan de emergencia está pensando para un máximo de 30 días. Pasado ese tiempo, estas personas pasarían a los circuitos normales de atención establecidos por el Gobierno central.

Respecto a la posibilidad de alojamiento en nuestra ciudad que, según ha apuntado Sánchez “eso sería la última opción”, el protocolo ya tiene señalados una serie de lugares donde se podría alojar de forma temporal a las personas que llegasen. Podría ser en centros cívicos, sedes de partidos, algún colegio y parroquias. También se contemplan plazas en casas particulares de algunas personas que colaboran en las distintas organizaciones que participan en este proyecto.

Si no puede visualizar el vídeo, haga clic aquí:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.