Lunes, 11 Diciembre, 2017

            

Granada, ciudad para escritores

Imagen ilustrativa | Pexels
Carmen Salinas | @Carmenn_Salinas


image_print

“No se es escritor por haber elegido decir ciertas cosas, sino por la forma en que se digan”.

Apuesto a que cualquier temerario con apetitos narrativos exhortaría a Sartre a terminar la sentencia. “Está bien, pero dinos, ¿en qué forma han de decirse?” Afortunada o desafortunadamente, ni este genio, ni ningún otro, pueden dar una respuesta satisfactoria a tal desasosiego que acosa a tantos de los que se disponen a escribir. La razón es bien sencilla: no existe una ley universal que establezca la manera de contar, esta es nativa e intrínseca al que cuenta. Lejos de generar más desaliento aún (nada más lejos de la realidad) hemos de concebir esto como algo maravilloso, pues, la ausencia de normas (hablo de la literatura como arte de la expresión escrita, no de la lengua y sus reglas gramaticales; por supuesto) concede plena libertad a la hora de crear. Gracias a ello y, precisamente por ello, podemos seguir sorprendiéndonos y disfrutando de la escritura diferenciada en cada autor y autora; en numerosas ocasiones, muchísimo más interesante y conmovedora que lo que cuenta.

Para un escritor no es fácil descubrir su voz pues, normalmente, está condicionado por lo que ha leído y la propia idea de la literatura en sí misma. Si bien es un camino que puede hacerse a solas, como todos los caminos, resulta mucho más hermoso y, por qué no, fascinante, hacerlo en compañía de un guía. Este guía, además, por su experiencia, nos ayudará a reconocer patrones (si bien es cierto que no hay normas sí que existen elementos que suelen repetirse, aunque nunca de forma obligatoria), a superar miedos (una página en blanco puede llegar a ser realmente aterradora), a dosificar (no se puede decir el nombre del asesino en la primera página), a describir (no solo hemos de contar cómo es nuestra heroína, si no el mundo en el que vive), a relacionarse con el lector (este nos pide intriga, adora que lo intentemos despistar)… Este guía, en definitiva, nos ayudará a buscar dentro de nosotros para descubrir cómo queremos contar nuestra historia, a reconectarnos con nuestra esencia de escritor o escritora.

Es difícil encontrar un guía, sin embargo, los granadinos estamos de suerte: nuestra ciudad cuenta con la Biblioteca de Andalucía – Biblioteca Provincial de Granada, un organismo altamente comprometido no solo con la lectura si no con la cultura, en general, y del que hablaré en numerosas ocasiones en esta columna debido, precisamente, a esa responsabilidad que adopta con las letras. Situada en el número seis de la calle Profesor Sainz Cartero, la Biblioteca cuenta con numerosos talleres de escritura, todos ellos GRATUITOS y de gran utilidad en lo que respecta a encontrar a ese guía al que me refería. Actualmente están siendo impartidos por Alejandro Pedrogosa y Alfonso Salazar, ambos reconocidos escritores en nuestra ciudad, que ofrecen unas pautas de lo más variadas y útiles a la hora de escribir. No es de mi agrado recomendar asuntos que no conozca de primera mano e intentaré no hacerlo en esta columna, sin embargo, en esta ocasión, he sido (y soy) alumna de ambos escritores, por lo que puedo confirmar que mi experiencia es más que satisfactoria. Animo a todo el que sienta estas inquietudes a formar parte de los mismos. Para ello son imprescindibles dos pasos previos: el primero es estar en posesión de la tarjeta de usuario de la Red de Bibliotecas Públicas de Andalucía. Es muy sencillo conseguirla, basta con solicitarla en la propia biblioteca a la que me he referido o en cualquier otra y, en pocos días, será recibida en el domicilio indicado. Por otra parte y además se hace necesario solicitar en el Departamento de Difusión de la Biblioteca de Andalucía (958 02 69 40/ 44/ 31) ser incluido en su lista e-mail para recibir las convocatorias de dichos cursos y, en general, de todas las actividades que celebra la Biblioteca. Facilitaremos entonces nuestra dirección de e-mail y, a partir de entonces, estaremos al tanto de todas las actividades.

Los próximos talleres de escritura comenzarán el próximo 6 de noviembre estando convocadas, de momento, tres clases: la primera el día mencionado llevando por título “EL PUNTO DE MIRA”, la segunda el día 20 de noviembre y responde al nombre “¿DÓNDE PONGO LA COMA?” y la tercera en fecha 4 de diciembre recibiendo por nombre “CONTROL DE VELOCIDAD”. Los interesados tan solo tienen que solicitar su tarjeta de la Biblioteca en caso de no tenerla aún y llamar al Departamento de Difusión (en el número de teléfono antes indicado) para solicitar la inscripción en estos talleres que, recuerdo, es gratuita. Incluyéndose en su lista e-mail recibirán las convocatorias a las próximas sesiones y, tan solo, tendrán que volver a repetir el procedimiento para inscribirse.

Ahora sí… escritores ¡a escribir!

Comments

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *