Lunes, 24 de Septiembre de 2018

            

Granada, a la cabeza del crecimiento del número de viajeros del Consorcio de Transportes

De enero a diciembre de 2017, los autobuses interurbanos fueron el medio más usado por los ciudadanos, sumando un total de 8,12 millones de viajeros

Archivo GD
EP


image_print

El Consorcio de Transporte Metropolitano del Área de Granada, impulsado por la Junta de Andalucía, registró durante el pasado año un total de 10,78 millones de viajeros que se desplazaron en los autobuses interurbanos, urbanos y metro que prestan servicio en este ámbito, lo que implica un incremento de la demanda del 13,77 por ciento con respecto a 2016.

De esta forma, Granada se sitúa a la cabeza en cuanto al crecimiento del número de viajeros mediante el uso de la tarjeta del Consorcio dentro del ámbito de los nueve consorcios que operan en Andalucía en las ocho capitales y en el Campo de Gibraltar, según ha recogido la Junta de Andalucía en una nota de prensa.

El delegado territorial de Fomento y Vivienda, José Antonio Martín, ha valorado estos “positivos resultados que han mejorado notablemente con la puesta en servicio del metro”, y ha indicado que “suponen un indiscutible avance en el uso del transporte público y en el fomento de la movilidad sostenible, uno de los objetivos estratégicos de la Junta para mejora el calidad de vida y el medio ambiente en las áreas metropolitanas”.

El delegado ha destacado “los beneficios que aporta el consorcio de transportes, ya que mejora los desplazamientos de la ciudadanía y sus servicios de transporte suponen una alternativa eficaz y eficiente al vehículo privado, reduciendo el tráfico y la contaminación”.

De enero a diciembre de 2017, los autobuses interurbanos, que son los que conectan los municipios que conforman el área metropolitana granadina con la capital, fueron el medio más usado por los ciudadanos, sumando un total de 8,12 millones de viajeros, lo que supone el mantenimiento de la demanda.

Por su parte, la red de autobuses urbanos transportó de enero a diciembre 1,39 millones de personas a través del uso de la tarjeta de transporte de los consorcios, lo que supone una subida de la afluencia del 3,34 por ciento en relación al pasado año.

En cuanto al metro, desde su puesta en funcionamiento el 21 de septiembre de 2017, acumuló hasta final de año total de 1,22 millones de desplazamientos mediante el uso de la tarjeta del Consorcio, correspondiendo 400.788 sólo al mes de diciembre.

MÁS DE 262.000 TARJETAS OPERATIVAS
Respecto al número de las tarjetas en uso, el Consorcio de Transporte Metropolitano tenía en funcionamiento a cierre de 2017 un total de 262.735 tarjetas de viaje, lo que representa un crecimiento del 15,5 por ciento con respecto a enero-diciembre de 2016, equivalente a 40.777 nuevos títulos expedidos.

La Junta ha señalado que este sistema de pago aplica descuentos de en torno a un 30 por ciento sobre el precio del billete sencillo y de aproximadamente un 40 por ciento en los transbordos, que “próximamente serán gratuitos en la capital entre los buses urbanos y el metropolitano”. A diciembre de 2017, los viajeros de este consorcio realizaron 973.801 operaciones de venta, recarga y consultas de tarjetas en los 226 puntos de venta existentes en estos ámbitos metropolitanos.

La tarjeta única es el título más usado en algunos modos de transportes adheridos a la red de consorcios de Andalucía, donde en torno al 60 por ciento de los desplazamientos se realizan a través de este sistema. Este título también es válido como medio de pago en los servicios de Cercanías de Renfe, por lo que el futuro proyecto de Cercanías de Córdoba “se podrá beneficiar de estas ventajas si se acuerda su integración en el Consorcio”.

Actualmente, la Consejería de Fomento y Vivienda “está impulsando la renovación tecnológica” de estas tarjetas y de los sistemas de pago asociados a su uso con una inversión global para toda Andalucía que “alcanzará los nueve millones de euros”.

Según el delegado, “esta mejora permitirá la puesta en circulación de una nueva tarjeta que ofrecerá mejores prestaciones como una mayor capacidad de memoria para poder responder a las nuevas funcionalidades de movilidad global de los usuarios; más seguridad, en tanto en cuanto la evolución de la tecnología obliga a la incorporación de nuevos mecanismos de protección frente al fraude; mayor rapidez, debido a la necesidad de reducir los tiempos de embarque, críticos en un servicio público de transporte; y flexibilidad, para adaptarse a posibles nuevos retos o condiciones que pudieran ir surgiendo con el transcurso de los años”.

 

 


Comments

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  1. Decir que ha aumentado los viajes en autobús en una ciudad a la que le han quitado el tren es una noticia un poco fantasma, si no hay tren ¿como van a viajar los granadinos? ¿andando?