Martes, 17 Octubre, 2017

            

Google compra parte de las patentes de Foxconn sobre tecnologías de comunicación

En los últimos años Google ha dejado clara su intención de conseguir una cartera de patentes que permita que sus productos puedan evolucionar y no tengan problemas de competencia

E.P.


image_print

Google ha cerrado una acuerdo con Foxconn para acceder a parte de sus patentes de tecnologías de comunicación. La compañía china, una de las responsables de la producción del iPhone de Apple, confirma así su protagonismo en el sector tecnológico y en el campo de la innovación.
En los últimos años Google ha dejado clara su intención de conseguir una cartera de patentes que permita que sus productos puedan evolucionar y no tengan problemas de competencia. La compañía cuenta con un potente equipo de investigación y desarrollo y también con un tremendo potencial económico para conseguir patentes. Así, Google ha llevado a cabo movimientos como la compra de Motorola, en donde la compañía consiguió importantes patentes de tecnología móvil.

Siguiendo con esa estrategia de engrosar su cartera tecnológica, Google ha llegado a un acuerdo con Foxconn. Según The Wall Street Journal, la firma estadounidense y la compañía china han cerrado un trato que permitirá a Google acceder a parte de las patentes de Foxconn. Se estima que Foxconn dispone de más de 64.300 patentes y ya ha solicitado la aprobación de otras 128.000. Así, la firma asiática se confirma como una referencia del sector.

El acuerdo se centra en tecnologías de comunicación que estaban en propiedad de Foxconn. La compañía no ha revelado la naturaleza exacta de las patentes ni el montante económico que permitirá a Google acceder a las mismas.

La operación ha llamado la atención también por tratarse Foxconn de una de las empresas que se encarga de producir el iPhone de Apple. Uno de los motivos de que Google quiera ampliar las tecnologías a su alcance es poder introducir mejoras en Android, el principal rival de los equipos de Apple. En este caso, la compañía podría lograr su objetivo gracias a una empresa ligada a su rival.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *