Viernes, 21 Julio, 2017

            

'Golpe' de calor para el fin de semana en Andalucía

Será la primera ola de calor del año



image_print

La comunidad autónoma andaluza sufrirá este sábado 14 de junio el primer ‘golpe’ de calor de consideración del año 2014, que será breve en tanto que su duración se ciñe en principio a esta jornada, con temperaturas cuya máxima se sitúa en los 40 grados en Córdoba y Sevilla, una cifra que posteriormente irá descendiendo de forma gradual a lo largo de la semana, con bajadas de hasta 12 grados en los dos puntos mencionados, que el jueves 19 tendrán una máxima de 28.

Según ha explicado a Europa Press el delegado de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) en Andalucía, Ceuta y Melilla, Luis Fernando López Cotín, se trata de un “pico muy puntual”, ya que el domingo los termómetros comenzarán a bajar en un descenso que se hará más acusado conforme avance la semana.

Será en el Valle del Guadalquivir donde se localice el mayor foco de calor, aunque las altas temperaturas se darán en “amplias zonas que van desde Huelva hasta Jaén”, siendo la situación climática “mucho más suave” en zonas costeras. De hecho, se ha previsto la alerta naranja para este sábado en las comarcas onubenses del Andévalo y Condado y las campiñas sevillana y cordobesa.

Aunque en las mínimas no se prevén grandes alteraciones a lo largo de la semana, en las máximas seguirá la tendencia de guarismos térmicos elevados, si bien en el resto de Andalucía oscilarán entre los 32 grados de Almería, Cádiz y Huelva y los 35 grados de Jaén, que también descenderán en los próximos días. En cuanto a las lluvias, solo hay posibilidad razonable de precipitación (50%) el martes 17 de junio en Almería y Granada.

Ante estas previsiones, la Dirección General de Protección Civil y Emergencias del Ministerio del Interior recomienda para este sábado limitar la exposición al sol; mantenerse en lugar bien ventilado; ingerir comidas ligeras y regulares, ricas en agua y sales minerales, como frutas y hortalizas; beber frecuentemente agua o líquidos; vestirse con ropa de colores claros, cubriendo la mayor superficie de piel posible y la cabeza; evitar ejercicios físicos prolongados en las horas centrales del día; e interesarse por las personas mayores y enfermas próximas, y aquellas que vivan solas o aisladas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *